La DGA lanzará desde septiembre lotes de viviendas agrupadas entre varios municipios

Se ofertarán paquetes de entre 100 y 150 en los municipios de más de 3.000 habitantes priorizando el alquiler con una opción de compra que la administración quiere fijar en torno a los diez años 
 
Reunión entre el consejero y los alcaldes. Foto: Fabián Simón (DGA)
photo_camera Reunión entre el consejero y los alcaldes. Foto: Fabián Simón (DGA)

El Gobierno regional continúa desglosando las líneas maestras de Aragón Más Vivienda. El consejero de Fomento, Vivienda, Movilidad y Logística, Octavio López, ha desgranado la parte que atañe a los municipios de más de 3.000 habitantes salvo las tres capitales de provincia, con dos líneas fundamentales. Si una de ellas ya se adelantó el pasado mes de marzo, como son los convenios con los ayuntamientos, la novedad pasa por los lotes de viviendas conjuntas entre varios municipios y que se podrían ofertar a partir de septiembre. Según ha explicado López, se priorizará el alquiler con opción una opción de compra cuando pasen “entre diez o 20 años”, que el Ejecutivo quiere acortar lo máximo posible.

Estos terrenos, de propiedad municipal y cercanos unos a otros para facilitar los trabajos, deberán abarcar una población de 50.000 habitantes en su conjunto. Explicado con un ejemplo, el consejero se ha referido al área que abarca Barbastro, Monzón, Fraga y Binéfar, en la provincia de Huesca, que asciende hasta los 60.000. Está previsto que cada municipio aporte unas 25 viviendas para que los lotes tengan un total de entre 100 y 150, si bien cada paquete se definirá conforme a las características y las necesidades que transmitan a la Consejería en las distintas reuniones que se desarrollarán desde este mes. Este martes ha tenido lugar la primera en el Pignatelli con estos 39 alcaldes.

Los ayuntamientos se limitarán a ceder los suelos de su titularidad y la DGA se encargará del proceso de adjudicación y supervisión de los proyectos, al tiempo que “ayudará” a promover la demanda y el “interés” de las promotoras inmobiliarias. En este sentido, tanto las cifras iniciales que conforman los lotes como la obligatoriedad de la cercanía entre terrenos de varios pueblos apuntan en esta dirección para facilitar las labores de logística de las obras.

La directora de Suelo y Vivienda y el consejero durante la rueda de prensa. Foto: Fabián Simón (DGA)
La directora de Suelo y Vivienda y el consejero durante la rueda de prensa. Foto: Fabián Simón (DGA)

Como ya hiciera en la presentación general de Aragón Más Vivienda, el consejero no se ha aventurado a estimar cuántas viviendas se construirán en el medio o largo plazo (los cálculos apuntan a entre 800 o 1.000 por la modalidad de los lotes si se tiene en cuenta el número de municipios) sino que ha insistido en la necesidad de “acompañar” en el proceso a las administraciones locales en lugar de limitarse a subvencionar las iniciativas.

CONVENIOS CON HASTA EL 65% DEL COSTE PARA EL GOBIERNO

Y en ese sentido va la otra línea de actuación. El Gobierno PP-Vox establecerá convenios con estas 39 localidades de más de 3.000 habitantes llegando a asumir, en la franja hasta los 8.000, el 65% del coste de los trabajos. El 35% restante recaerá sobre los ayuntamientos, mientras que el reparto será de mitad y mitad con los de más de 8.000 habitantes. En ambos casos la DGA aportará el proyecto y la dirección y las localidades sus suelos. Estos acuerdos se realizarán a través de la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, que tiene presupuestados seis millones hasta 2030 (uno por año), si bien no se descarta un aumento con sus fondos propios, como ha matizado Octavio López.

En suma, con ambas iniciativas, ha apuntado el titular del ramo, se quiere favorecer una “rotación” del alquiler a la compra sorteando los tecnicismos de cada tipo de suelo. No es una cuestión menor, y es que la tipología demanial (de interés público con cesiones de máximo 75 años) se rige al alquiler y los patrimoniales sí permiten esa “opción de compra razonable”. Así, subraya el consejero, un inquilino de alquiler podría asumir después de un tiempo tener un piso en propiedad y dejar su hueco a otro más joven.

De igual modo, respecto a los dotacionales, la tercera categoría que responde a usos sanitarios o educativos, el Gobierno autonómico ya avanzó la posibilidad de reconvertirlos para levantar pisos siempre que hayan perdido su finalidad inicial. Otro mecanismo, esta vez para los usuarios, son las ayudas conforme al Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). “Las cuantías van a ser importantes”, ha deslizado López.