La DGA espera tramitar antes de final de año los cerca de 1.500 expedientes retenidos desde marzo

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón pretende tramitar, antes de finales de año, los cerca de 1.500 expedientes retenidos en la administración aragonesa desde el mes de marzo. Estos recursos responden a temas tales como la modernización de explotaciones y la incorporación de jóvenes agricultores.

Huesca.- La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente espera tramitar los cerca de 1.500 expedientes retenidos en la administración aragonesa desde el mes de marzo. Los recursos que en su mayoría responden a solicitudes de modernización de explotaciones o a la incorporación de jóvenes al mundo agrario cuenta con un montante económico de 28 millones de euros. Ésta junto al ajuste del presupuesto actual son las prioridades del departamento gestionado por Federico García López.

“Estamos tomando temas de gestión como las ordenes de pago o entrada de expedientes”, ha resaltado el consejero en su visita a Huesca donde ha resaltado la resolución de estos temas ahora mismo prioritarios para el departamento. Según ha apuntado García López su intención es “finalizar el año en unas condiciones económicas y de gestión de expedientes razonables” con el fin de que los principales benefactores, agricultores y ganaderos, no tengan ninguna repercusión en la puesta en marcha de sus proyectos o en la obtención de subvenciones.

En cuanto al número de expedientes paralizados en la administración, el consejero ha explicado que su cifra supera los 1.500 con un gasto que ronda los 28 millones de euros. García López además ha destacado que casi el 55% provienen de la provincia oscense, a la vez que, resaltaba la lentitud en el proceso de entrada ya que ésta requiere de la coordinación entre departamentos como el de Hacienda. “Espero que en los próximos días tengamos noticias”, ha anunciado el titular de Agricultura que ha manifestado la disposición del Ejecutivo autonómico frente a este tema.

Ajuste primario

El consejero también ha dejado patente que los próximos presupuestos serán muy ajustados en su área con la previsión de sufrir recortes respecto a los actuales. “Para el año que viene estamos pendientes de la auditoria que está realizando el departamento de Hacienda para conocer el diagnóstico real de la situación económica del gobierno regional”, ha añadido el García López que ha reflejado que el estado de salud del departamento económico “marcará un escenario de ingresos y de gastos para el año que viene”. Todo ello sin olvidarse de los condicionantes que posee la propia área como son la cofinanciación de los fondos europeos o las ayudas llegadas desde la administración central.

El ajuste del presupuesto es otra de las prioridades del área de Agricultura

“Habrá una reducción de los presupuestos con un impacto menor en gastos sociales, educación, sanidad y servicios sociales a diferencia del resto de departamentos”, ha resaltado el consejero que ha añadido que este impacto se deberá asumir con una mejora en la efectividad y eficiencia. Unas nuevas directrices que se quieren hacer llegar a los sindicatos y por ello el titular ya prevé varias reuniones con los mismos a finales de esta semana.

Primeras evaluaciones

La sequía que sufre el campo aragonés ha sido otro de los puntos que ha abordado el consejero. Una preocupación con la que ya se está trabajando a través de evaluaciones sobre el impacto en las cosechas de segundo ciclo. “Tiene características muy distintas. No ha afectado a cultivos de invierno y afecta a cultivos de verano en regadío en cuanto a su etapa de final de ciclo”, ha avanzado García López que apostillaba aludiendo a las restricciones que han llevado a cabo los regantes con las que se pretende paliar el impacto “no excesivo” de esta falta de agua.

En cuanto a las medidas que se puedan tomar, García López ha anunciado que se esperará hasta que se conozcan los resultados de las cosechas y el impacto de la falta de agua. Además ha dejado patente su preocupación por la falta de precipitaciones que podría afectar a la reserva hídrica para el próximo ejercicio.

Más en ECONOMÍA