La DGA convoca a organizaciones agrarias para sentar las bases de nuevas ayudas para la sequía

El Ejecutivo buscará decidir el modo por el que se convocarán nuevas ayudas al campo aragonés
samper-agricultura
photo_camera Desde la Consejería se está buscando la fórmula mas beneficiosa para agricultores y ganaderos ante la sequía

El Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón ha convocado a las organizaciones y cooperativas agrarias para sentar las bases de concesión de las nuevas ayudas para la sequía. Tras la reunión de la Mesa de la Sequía, donde se acordó delimitar las zonas afectadas y flexibilizar la normas para el cobro de la PAC, el Ejecutivo buscará decidir el modo por el que se convocarán nuevas ayudas al campo aragonés.

En la última reunión desde las direcciones generales de Producción Agraria y Desarrollo Rural se delimitaron las comarcas agrarias afectadas y se remitía a todas las entidades colaboradoras, organizaciones, bancos, cooperativas y gestoras la información general de aplicación de solicitudes de ayudas PAC 2024, así como la instrucción sobre las medidas de flexibilización de la PAC 2024 por sequía en zonas determinadas de Aragón. Era esta la primera medida de urgencia para garantizar el cobro de la PAC de los afectados.

Desde la Consejería, se está buscando la fórmula mas beneficiosa para agricultores y ganaderos ante la sequía del 2024. Por ello el Gobierno de Aragón sumará una nueva partida presupuestaria de seis millones de euros para suplir los efectos de la sequía en las comarcas agrarias aragonesas marcadas por esta cuestión en esta campaña, aumentando así el presupuesto inicial del departamento en más del 40%. En ese incremento estaban los 8,2 millones de ayuda directa. Con la nueva ayuda el porcentaje de incremento de los fondos propios del Gobierno de Aragón se elevará al 50%.

La ayuda directa se adscribió de forma que la cuantía del 5% del Gobierno de Aragón va directamente a su cuenta para disponer libremente, una vez que le haya sido aprobado el ICO-Saeca del Mapa. Esta ha sido una fórmula exitosa por cuanto la ayuda directa del Gobierno de Aragón, ligada a la aprobación del expediente, ha permitido movilizar más de 300 millones en Aragón.