La DGA abre la puerta a las ayudas directas, la mayor demanda de las organizaciones agrarias

Se van a destinar 6 millones de fondos propios, cinco para agricultura y uno para ganadería extensiva, para paliar las afecciones por la sequía 
La Mesa de la Sequía se ha celebrado este lunes y han participado organizaciones agrarias y cooperativas.
photo_camera La Mesa de la Sequía se ha celebrado este lunes y han participado organizaciones agrarias y cooperativas.

La llegada de ayudas directas (con un presupuesto de 6 millones provenientes de fondos propios del Gobierno autonómico) para paliar las afecciones por la sequía en Aragón podría ser una realidad este año y, de ser así, se materializaría la mayor demanda de las organizaciones agrarias, quienes han reiterado en los últimos meses que los créditos blandos no lo son a pesar de la insistencia del consejero del ramo, Ángel Samper. Precisamente fue el consejero el que, hace dos semanas, descartó esta posibilidad.

Este sería el principal acuerdo alcanzado en la Mesa de la Sequía celebrada este lunes con organizaciones agrarias y cooperativas, donde se han propuesto varias fórmulas para el reparto de estas ayudas (a través de créditos, de forma directa o incluso mixta, tal y como ha detallado el propio Samper en la atención a medios que ha tenido lugar en un receso del encuentro), aunque finalmente se habría optado por la inyección directa como aseguran fuentes de las OPAs a falta de confirmación oficial por parte de la DGA.

Eso sí, quedarían por determinar los criterios de reparto, una tarea de la que se encargará el Departamento de Agricultura, ya que según las organizaciones los 6 millones se quedan “justos” y “no pueden repartirse entre todas las hectáreas”. Por ello, han pedido a Samper que se destinen a los agricultores más afectados por la sequía que se concentran en la provincia de Teruel, la depresión del Ebro y los Monegros, con un total de hectáreas damnificadas que superarían las 200.000. También han demandado priorizar a los agricultores profesionales y a los jóvenes, alegando que “muchos de estos últimos se quedaron fuera de los créditos”.

En cuanto a las cifras, de los 6 millones 5 se destinarán a agricultura y el resto a ganadería extensiva y, en el caso de que se repartan según los criterios demandados por las OPAs, la ayuda se movería entre una horquilla de 20-40 euros por hectárea y de 3-4 euros por cabeza de ganado. De materializarse, se trataría de “un buen parche para paliar una situación desesperante” y las organizaciones ven positivo “este nuevo planteamiento” y este “cambio de viraje” por parte de la Consejería, aunque piden “rapidez”.

UN NUEVO ENCUENTRO LA PRIMERA QUINCENA DE JUNIO

Está previsto que en la primera quincena de junio Agricultura vuelva a convocar a las organizaciones para trasladarles “una propuesta firme para poder repartir esas cantidades” y las mismas esperan que “no se trate de un movimiento electoral”. Por el momento y debido a este avance, UAGA y UPA han puesto en standby la movilización que habían convocado para el próximo 31 de mayo a las puertas del Pignatelli.

Además, desde UAGA van a a elevar al Ministerio la situación de sequía que está afectando al arco mediterráneo (Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón) para que las ayudas de mínimis (con un tope máximo de 25.000 euros) "no se apliquen y puedan llegar a más gente y de forma correcta". También querrán reunirse "para explicar bien la situación", además de "pedir al Gobierno central que complemente la ayuda del Gobierno de Aragón".