Cómo ha evolucionado la legislación de casinos con licencia en España: Retos y avances

España es uno de los países que cuenta con una mejor regulación en cuanto a normativas y leyes para los casinos online.
Casinos-Leolytics-6-junio-2024

Todo casino que pretenda operar dentro del territorio nacional deberá contar con una licencia expedida por la Dirección General de Ordenación del Juego, un organismo adscrito al Ministerio de Consumo.

En la actualidad, los juegos de azar pertenecientes a un casino online, como son las máquinas tragaperras, la ruleta, el póker, el blackjack, los dados, el bingo, entre otros, son legales según dicta la Ley 13/2011 de 27 de mayo. A partir de esta ley, los casinos con licencia en España han tenido que ir adaptándose a sucesivas Resoluciones, Reales Decretos y Órdenes Ministeriales. Diferentes modificaciones que se han derivado, en buena medida, como efecto de los avances tecnológicos que se han venido sucediendo en los últimos años.

Sin embargo, hasta llegar a la situación de referencia internacional que a día de hoy mantiene la regulación del juego en España, ha tenido que pasar por diferentes etapas históricas.

Los primeros pasos para regular

Fue la Ley de Juegos de 1977 la primera de las fases que llevaría a formar una regulación global del juego en España. En ella se legalizaban los casinos, el bingo y otros juegos de azar, aunque lo más importante es su formulación para marcar las directrices normativas que la industria del juego debería comenzar a cumplir para convertirse en legal.

Durante esas primeras tres décadas, la competencia para el control y concesión de licencias recaía en las Comunidades Autónomas, por lo que dio como resultado una regulación muy diversa, dispersa y fragmentada.

2011, el momento decisivo

Posiblemente, el momento histórico más importante en esta evolución de la legalidad referida a los juegos de casino se producía en la mencionada Ley 13/2911 de 27 de mayo. Con la promulgación de esta ley, se considera que comenzó el inicio de la industria, en su más amplio concepto, de forma legal para que pudiera implantarse, crecer y desarrollarse con las suficientes garantías. Fue la ley que introdujo un marco regulador claro, específico y unificado para los juegos de azar físicos y virtuales.

Bajo esta misma ley, se estableció a la DGOJ (Dirección General de Ordenación del Juego) como el organismo que se encargaría de regular, controlar y supervisar el sector en todo el territorio nacional. Con esta ley también se permitiría la libre competencia al garantizar la protección de los consumidores al ofrecer concesiones a casinos online regulados, operadores extranjeros y privados.

Avances en la legislación de casinos

La industria de los casinos avanza al ritmo de los tiempos, adaptándose a las necesidades de la población, su legislación, también. En este sentido, cabe destacar la modernización que ha experimentado en relación con la tecnología y, en concreto, a su digitalización, por lo que España ha tenido que incorporar una regulación más específica en lo que se refiere al juego online, permitiendo que se transformase en uno de los mercados mejor regulados y más avanzados de toda Europa.

Los casinos con licencia ofrecen una mayor transparencia en sus gestiones y se optimiza la protección del jugador. El gobierno y su agencia, la DGOJ, se asegura que, entre otras herramientas que benefician al usuario, se incluya la promoción de prácticas de juego responsable, contactos a organizaciones que ofrecen ayuda a la ludopatía y la creación de registros de autoexclusión, entre otras medidas.

Por otro lado, los avances se han producido en una mayor internacionalización del sector, con una colaboración global para alinearse con las mejores prácticas y para que el entorno de los casinos online legales se someta a organismos reguladores que optimicen la eficacia de su control.

Por último, también cabe citar la adaptabilidad que ha demostrado el marco regulador con las constantes modificaciones, revisiones y actualizaciones con las que se ha posibilitado abordar las nuevas realidades de este mercado, especialmente por la aparición de tecnologías innovadoras.

Los retos de la legislación española en materia de casinos online

Todavía quedan algunos desafíos que afrontar para aumentar esta regulación sobre los casinos online con licencia, que mejore la calidad ofrecida y asegure la recogida de impuestos para beneficio tanto de los aragoneses como del resto de la población nacional.

En primer lugar, cabría señalar la fragmentación que a día de hoy sigue existiendo en cuanto a las competencias entre las Comunidades Autónomas, especialmente en lo que se refiere al juego presencial.

En segundo lugar, habrá que afrontar con más decisión y preparación el aumento de la popularidad de los casinos online con licencia en España,  que sigue presentando desafíos en la legislación actual. Las nuevas tecnologías y la aparición de nuevas modalidades de juego, con sus constantes actualizaciones, requieren más presteza en los ajustes normativos.

Aunque, en los mejores casinos con licencia, el juego responsable y la protección al consumidor están garantizados, no hay que retroceder e insistir en la necesidad de dar cobertura a la población, especialmente a los grupos más vulnerables, superando las reticencias de los operadores por el coste económico que esto supone.

Para terminar, habrá que incidir igualmente sobre los casinos regulados con licencia para optimizar la competitividad fiscal y regulatoria frente a otros mercados internacionales. Se tiene la obligación de asegurar el juego legal en España de tal forma que también sea atractivo para los operadores, que los casinos con licencia garanticen una adecuada recaudación fiscal, protección al jugador y sea económicamente beneficioso para el sector.