El comité de GM España firmará el ERE tras confirmarse los planes de producción de Figueruelas

El compromiso adquirido por GM de mantener la producción del Corsa en la planta zaragozana de Figueruelas ha hecho que el comité de empresa haya decidido aceptar el ERE propuesto por la empresa. En la reunión entre ambas partes en Alemania, también han barajado la posibilidad de producir Chevrolet en Europa.

Zaragoza.- El comité de empresa de General Motors (GM) España firmará el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), de 16 y 46 días de suspensión para el 2011 y 2012 respectivamente, al confirmarse los planes de producción previstos para la planta de Figueruelas, Zaragoza.

La reunión, que ha tenido lugar en Frankfurt, entre comité de empresa y la directiva europea de GM, ha confirmado los planes de producción para las plantas de Figueruelas y de Eisenach (Alemania) que comparten producción de algunos modelos. Según el secretario de la sección sindical de CC.OO en Opel España y miembro del comité de empresa en Europa, José María Fernando, “el nuevo Corsa se quedará como estaba planificado, comenzará a mediados de 2014 y del Junior se empezará a fabricar algunos vehículos a finales de 2012 en Eisenach”.

Además, han negociado la posibilidad de producir Chevrolet, otra marca de la compañía, para agilizar sus exportaciones. “Se trata de una propuesta bastante novedosa y agresiva, pero nos parece que sería una alternativa adecuada para ayudar a las plantas en los momentos en los que se encuentran, cuando es difícil mantener la situación de plena producción”, ha afirmado Fernando.

Por otro lado, ha calificado de muy positivos los resultados de la reunión en Alemania y ha asegurado que, la empresa al garantizar las previsiones y los plazos de producción, están en disposición de firmar este acuerdo en cuanto regresen a la capital aragonesa, el miércoles o el jueves.

Por último, el miembro del comité de empresa en Europa ha querido remarcar que los días de ERE son 62, pero podrían ser 60, ya que para este año una jornada ha pasado a ser de vacaciones y para el próximo año, si superan los 40 días de ERE, se considerará otra jornada como vacaciones. 

En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con patronal y sindicatos para acordar un nuevo Aespa, el consejero de Economía, Francisco Bono, ha señalado que el Gobierno no va interferir en las negociaciones entre sindicatos y patronal de Opel y ha apuntado que si el Ejecutivo tiene que firmar algún Expediente de Regulación de Empleo tendrá que estudiarlo. Asimismo, ha valorado la posición de los sindicatos para supeditar la firma del ERE a la producción de la planta en un futuro. "Me parece muy coherente y muy responsable que antes de firma se asegure, en la medida que pueda, de que hay una producción garantizada para la factoria. Ese es un sindicalismo a aplaudir, responsable y que piensa en lo que tiene que pensar", ha afirmado.

Más en ECONOMÍA