CCOO rechaza las condiciones del ERE de GM, mientras UGT se mantiene abierta a la negociación

Los expediente de regulación de empleo presentados por General Motors la semana pasada han sido debatidos este sábado por las Asambleas de CCOO y UGT. Uno y otro han criticado puntos como el del porcentaje del complemento, pero mientras UGT se ha mantenido abierta a la negociación, CCOO advierte de que podría convocar concentraciones.

Zaragoza.- Las Asambleas Generales de las centrales sindicales de Comisiones Obreras y UGT en General Motors han celebrado este sábado sendas reuniones para debatir la situación actual de la compañía, del mercado de automóviles y de situación en las proveedoras en relación al expediente de suspensión presentado por la dirección de GM la pasada semana.

De cada una de ellas han salido opiniones distintas, ya que mientras Comisiones Obreras rechaza rotundamente los términos del ERE, UGT se muestra abierta a negociar.

De este modo, CCOO rechaza los términos del ERE en lo referido al plan de acompañamiento social. Esta asamblea ha entendido que la empresa tiene que hacer una propuesta diferente que no signifique, "como ahora", que la parte fundamental de las consecuencias económicas de la caída del mercado recaigan en exclusiva sobre la plantilla.

Por lo tanto, ha ratificado que el complemento debe de ser igual al del ERE acordado y actualmente en vigor y que afecta a los mayores de 58 años: esto es, con un complemento del 80%, así como que la empresa admita la agrupación en semanas enteras de los días de ERE. También ha demandado a la Administración que no apruebe la solicitud del ERE en los términos planteados por la empresa.

Finalmente, ha advertido de que si tras la reunión del próximo lunes con la empresa, esta no accede a sus peticiones, solicitarán con carácter inmediato la convocatoria de un Pleno del Comité de Empresa en el que determinarán las acciones a llevar a cabo. Enmarcado en este proceso, propondrán a su vez como primer paso, asambleas en la fábrica y convocatoria de concentraciones con objeto de que la plantilla subraye ante la empresa, la sociedad y la administración, que consideran sus demandas justas y equilibradas.

Por el contrario, UGT, que ha celebrado su asamblea de afiliados en el centro de formación de Arsenio Jimeno, ha ratificado su intención de negociar los términos del expediente "siendo conscientes de la difícil situación actual". Aún con todo ello, aseguran, la dirección tendrá que hacer un esfuerzo para aproximarse lo máximo posible a las condiciones aprobadas en el último Comité de Empresa por la mayoría de éste. En ese entorno, la Sección Sindical estaría dispuesta a negociar y acordar los términos del expediente. De ninguna manera permitirá que la carga del expediente caiga exclusivamente sobre los trabajadores y trabajadoras de GM.

La situación de los trabajadores en los proveedores no es diferente a la de trabajadores y trabajadoras de GM, apuntan, y por lo tanto, "los expedientes se van sucediendo uno tras otro". Así, aseveran que la voluntad de negociación y diálogo ofrecida por la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT, va dando sus frutos "no exento de dificultades" y poco a poco se van llegando a acuerdos en las diferentes empresas. Los términos de estos acuerdos son similares a los reclamados por la Asamblea de Afiliados por lo que no entienden que la dirección de GM no acepte los mismos.

La Sección sindical mantendrá su posición y pedirá a la Autoridad Laboral que no apruebe ningún expediente que no vaya con el acuerdo de los representantes de los trabajadores. Asimismo solicita a las diferentes empresas que no aprovechen la situación para quitarse estructura, ya que se trata de un problema coyuntural para el año 2011 y 2012. 

Más en ECONOMÍA