CaixaBank crea un plan para impulsar la transición verde de empresas de transporte y agroalimentarias

Jornada-sector-alimentario
photo_camera La Jornada se ha celebrado en la sede de CEOE Aragón

CaixaBank, como entidad de referencia para las empresas y líder en financiación sostenible en España, ha creado un plan para impulsar la transición verde de aquellas compañías interesadas en implementar la sostenibilidad en sus negocios. El proyecto, pionero en el sector, contribuirá a que los clientes empresa de la entidad puedan afrontar procesos como la descarbonización y mejora ambiental.

De hecho, Zaragoza ha albergado, en la sede de CEOE Aragón, la primera parada de las sesiones que se celebrarán por todo el territorio nacional. La jornada ha estado focalizada en dos sectores, alimentario y transporte. Ambas sesiones han contado con la participación de Álvaro Colino, director de coordinación de productos de negocio sostenibles de CaixaBank.

Por un lado, la Jornada del sector alimentario ha versado sobre la sostenibilidad y su impacto en el sector del procesado y conservación de alimentos, ha contado con la participación de Miguel Sabater, senior manager de Delloite que ha mostrado los retos ante los que nos encontramos; reducción del impacto ambiental, bienestar animal y biodiversidad y concienciación social para lo que ha expuesto soluciones disruptivas en explotaciones de ganado porcino, fabricación de productos elaborados, conservación frutas y hortalizas y procesado de bebidas. Después la experiencia de Antonio Montull de Cincaporc ha aproximado las inquietudes del sector en Aragón. Lourdes Moreno del área de soluciones globales de financiación sostenible de CaixaBank ha compartido con los clientes la apuesta de CaixaBank como socio de las empresas para la transición sostenible.

Por otro lado, en el encuentro sobre Transporte se ha ofrecido información detallada sobre el impacto de la sostenibilidad en el transporte de mercancías, el sector de la economia más afectado por la transición hacia la sostenibilidad. Gonzalo Ramajo, senior manager de Delloite, ha explicado el cambio de paradigma que supone pasar de combustibles fósiles a las energías verdes y Ricardo Carreras de Grupo Carreras ha ilustrado la información con su dilatada trayectoria el sector. Jesus Losa del área de soluciones globales de financiación sostenible de CaixaBank ha recalcado que la sostenibilidad es una inversión y no un gasto, que permite llegas a nuevos mercados y mejora el acceso a la financiación.

Ricardo Carreras de Grupo Carreras ha ilustrado la información con su dilatada trayectoria el sector del transporte. Fotografía: CaixaBank.

Asimismo, el evento ha contado con la participación de Isabel Moreno, directora de la Territorial Ebro de CaixaBank, y Carlos Sanchez, director comercial de empresas de la Territorial Ebro de CaixaBank. No obstante, el objetivo de CaixaBank es ofrecer un servicio de asesoramiento personalizado con acompañamiento por parte de un equipo especialista. Para ello, la entidad ha formado a 150 gestores de CaixaBank Empresas con la finalidad de profundizar en las oportunidades que ofrece la sostenibilidad para impulsar los negocios, independientemente del sector en el que operen.

El plan va dirigido a empresas de diferentes sectores vinculadas con la entidad y con una facturación de hasta 500 millones de euros. De esta manera, CaixaBank apuesta por las empresas como un segmento clave a través del cual introducir cambios reales en materia medioambiental, con especial foco en las pymes, como uno de los sectores motor de la economía con necesidades de acompañamiento en su transición sostenible.

SOLUCIONES ESPECÍFICAS PARA EMPRESA

CaixaBank ha detectado que las empresas se enfrentan a una creciente demanda por parte de los clientes, inversores y reguladores para incorporar prácticas sostenibles en sus actividades. Las grandes compañías están incorporando medidas sostenibles en su cadena de suministro, requiriendo a sus proveedores cumplir con ciertos requisitos sostenibles. Además, existe una fuerte presión regulatoria de la Unión Europea en materia de Sostenibilidad en sectores como el agroalimentario, el transporte o la industria química, que va a requerir a las empresas acelerar sus planes de transición sostenible.

En este contexto, la entidad impulsa este proyecto con el propósito de que ayudar a las empresas a implementar la sostenibilidad a través soluciones concretas y un asesoramiento especializado para acompañarlas en la transición. El objetivo es que las empresas tengan una visión individualizada y completa, a corto y medio plazo, de cómo avanzar en sostenibilidad desde una perspectiva de oportunidades y retos.

Jornadas del sector agroalimentario. Fotografía: CaixaBank.

De este modo, las empresas podrán conocer las exigencias regulatorias de sectores concretos y entender, según la actividad de cada compañía, soluciones específicas para promover la transición sostenible. Este asesoramiento cuenta con un análisis en profundidad de cada sector, un resumen de los principales retos en consumo y conciencia social, una radiografía de las normativas europeas que afectarán a las compañías, un informe sobre las fases de la cadena de suministro para detectar mejoras, así como soluciones concretas que tengan una aplicación práctica coherente a la actividad de cada compañía, independientemente del tamaño y volumen de cada una de ellas.

“Ser sostenible está dejando de ser una opción, cada vez más es un requisito para acceder al mercado y llegar a los clientes. Si queremos que nuestra economía sea sostenible, entre todos tenemos que avanzar mucho y en muchos ámbitos productivos, que afectan a todo el tejido empresarial de una manera más o menos directa. Para unos supondrá adaptación y para otros una transformación integral, pero es un reto que todos tenemos por delante”, ha explicado Luis Cabanas, director de Banca de Empresas de CaixaBank.

En relación a esto, Cabanas ha añadido que “CaixaBank es una entidad de referencia por nuestra manera de hacer banca sostenible. Por ello, gracias al diálogo que mantenemos con nuestros clientes empresas a través de nuestra excelente red de gestores, hemos detectado lo importante que es que podamos acompañarlos con soluciones concretas que les ayuden a avanzar en ser más sostenibles. Esta es nuestra manera de ser útiles y de estar cerca de la sociedad y de las personas”.

JORNADAS DE ASESORAMIENTO A EMPRESAS

Para hacer llegar la información a todo el territorio, CaixaBank, de la mano de Deloitte, ha creado unas jornadas, denominadas "Sostenibilidad y éxito empresarial con clientes", donde se abordan las principales soluciones que la compañía ofrece a cada tipología de clientes teniendo en cuenta el sector en el que operan y se analizan los desafíos de cada sector teniendo en cuenta el pasado, presente y proponiendo acciones futuras. La entidad ha decidido iniciar este proyecto enfocado en tres grandes sectores: agroalimentario, transporte e industria química.

Durante este último trimestre del año, CaixaBank impartirá 12 sesiones repartidas por toda España con el objetivo de concienciar a empresarios, asociaciones y patronales de la importancia por la apuesta en materia de sostenibilidad.

CAIXABANK, UN REFERENTE EUROPEO EN SOSTENIBILIDAD

CaixaBank es una entidad con un fuerte vínculo histórico con el impacto social de su actividad. Por ello, asume la responsabilidad de impulsar una economía positiva para el bienestar de las personas. Con este propósito ha desarrollado un Plan de Banca Sostenible para el periodo 2022-2024, integrado en el nuevo Plan Estratégico de CaixaBank, que recoge su propuesta para contribuir a resolver retos como la desigualdad, el cambio climático y el desempleo.

La sostenibilidad es uno de los pilares en los que se apoya el Grupo para alcanzar sus resultados, estableciendo tres ambiciones: liderar el impacto social positivo y favorecer la inclusión financiera, impulsar la transición sostenible de las empresas y la sociedad, así como promover una cultura responsable siendo referentes en gobernanza. CaixaBank tiene como objetivo movilizar 64.000 millones de euros en finanzas sostenibles entre 2022 y 2024.

En los objetivos de movilización en finanzas sostenibles, además de facilitar capital para financiar iniciativas de transición energética, también se incluyen finalidades con impacto social, como microcréditos para estudiantes, autónomos, microempresas o familias y nuevas empresas que creen empleo. La entidad también tiene el compromiso de alcanzar 413.300 beneficiarios de MicroBank, el banco social del Grupo CaixaBank, y ser valorado con las máximas calificaciones por los analistas ASG referentes.

Desde la publicación del marco de emisión de bonos ligados a Objetivos de Desarrollo Sostenible en agosto de 2019, CaixaBank se ha convertido en la entidad líder en Europa en emisiones con criterios ASG, con 11 emisiones: seis bonos verdes y cinco bonos sociales, con un total de 10.000 millones de euros y 500 millones de libras esterlinas en emisiones ASG vivas en mercado.

ENTIDAD DE REFERENCIA PARA LAS EMPRESAS

CaixaBank se ha consolidado como una entidad de referencia para el tejido empresarial gracias a su modelo de especialización, con productos y servicios adaptados a las necesidades concretas de este segmento de clientes. CaixaBank Empresas da servicio a través de 220 centros y oficinas especializadas repartidas por todas las comunidades autónomas españolas en las que trabajan 2.200 profesionales altamente cualificados con sólida reputación en el asesoramiento empresarial.

La entidad cuenta con especialistas en financiación, comercio exterior, tesorería, turismo, negocio inmobiliario y pymes, que ofrecen un servicio personalizado más allá de lo financiero para apoyar e impulsar al sector empresarial. Además, a través de DayOne, CaixaBank presta atención especializada a empresas de tecnología, innovación y a sus inversores.

En el ámbito internacional, la entidad apoya a sus clientes empresa con diversas soluciones operativas con acceso efectivo territorial a 127 mercados de distintos países y ofrece el mejor asesoramiento para sus operaciones en el extranjero. CaixaBank presta servicio tanto a las pymes y microempresas que están iniciando sus actividades exportadoras como a las grandes corporaciones y grupos empresariales que afrontan proyectos internacionales más complejos.