BSH Electrodomésticos España aumenta su facturación en 2011 gracias a la exportación

La exportación ha permitido a BSH Electrodomésticos España aumentar ligeramente su facturación en el 2011, a pesar de la drástica caída del mercado español. De este modo, el grupo encabezó el mercado español de electrodomésticos con un 29,9% de participación en valor.

Zaragoza.- El grupo BSH Electrodomésticos España, integrado por las grandes marcas Bosch, Siemens, Gaggenau, Neff, Balay y Ufesa, volvió a encabezar en 2011 el mercado español de electrodomésticos con un 29,9% de participación en valor (datos sell-out según GFK, año 2011), situándose a más de catorce puntos por encima de su competidor más próximo.

Las marcas del grupo BSH, Bosch con un 12,4% y Balay con un 10,7%, siguieron ocupando las dos primeras posiciones del mercado español de línea blanca. Por su parte, la marca Siemens mantuvo una participación del 6,7% (datos en valor, sell-out según GFK, año 2011).

A pesar de la coyuntura extremadamente negativa del mercado, que cerró el ejercicio con una caída en valor del 13,2%, la facturación de BSH Electrodomésticos España en el año 2011 aumentó un 4,1 % hasta alcanzar los 1.439,9 millones de euros. Este incremento de facturación se debió fundamentalmente al crecimiento de su cifra de exportaciones que, en este periodo, alcanzaron los 816,7 millones de euros, dato un 15,2 % mayor que en el año 2010.

El liderazgo de BSH España destacó, una vez más, en los segmentos de mayor valor, derivado de su mix de marcas y productos y manteniendo, el mismo índice de precios que en el ejercicio anterior. Estos resultados tienen mayor valor al alcanzarse en un complicado e incierto escenario.

Por cuarto año consecutivo, el mercado nacional de electrodomésticos ha menguado notablemente su tamaño de forma que, a final de 2011, la reducción acumulada era ya del 42%. El sector se resintió, sobre todo, porque no acompañó ninguno de los indicadores económicos que, en cierto modo, dinamizan el consumo de electrodomésticos.

La construcción de nueva vivienda, una palanca clave de este mercado, reflejó en 2011 una caída de viviendas iniciadas de 24%, respecto a las emprendidas a lo largo de 2010. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta septiembre, indican una bajada del 39% en las viviendas terminadas, reduciendo las opciones de venta y equipamiento.

Asimismo, el número de hipotecas concedidas para la adquisición de vivienda resultó un 30% menor a las del 2010. Otro factor en contra fue la falta de liquidez de los bancos, que tuvo su efecto directo sobre el consumo en general y la adquisición de vivienda y su equipamiento en particular. También evolucionó negativamente la reposición, otra palanca que mueve el mercado.

Consecuencia de este continuo comportamiento bajista del mercado, la plantilla media de BSH España en 2011 fue de 3.777 trabajadores frente a los 4.055 empleados en 2010. Esto representa un 6,8% menos que el año anterior.

Aún así, la compañía mantuvo las inversiones en la formación de sus empleados, en procesos, productos e instalaciones. Cabe destacar la consolidación durante 2011 de las siguientes actuaciones: el centro de investigación y desarrollo de encimeras de inducción del grupo, amplió su extensa red de innovación; la instalación de nuevas líneas de producción para este producto, en su planta de Montañana (Zaragoza).

Además, se inició la renovación de las instalaciones productivas de la fábrica de frigoríficos de Esquíroz (Navarra) y el aumento de capacidad a las líneas de montaje de planchas de la factoría de Vitoria; el centro logístico Plaza, impulsó fuertemente el tráfico ferroviario hasta alcanzar el 22% de la actividad internacional, tanto de importación como de exportación por este medio.