Bono califica de buena noticia la fusión

El consejero de Economía, Francisco Bono, ha calificado de buena noticia la fusión de Ibercaja, Caja3 y Liberbank que hoy ratificarán sus consejos de administración. El cierre de oficinas y la pérdida de puestos de trabajo será inevitable, pero Bono confía en que se hará de una forma "racional, gradual y lo menos traumática posible".

Alcañiz.- De buena noticia ha calificado el consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, la fusión de Ibercaja, Caja3 y Liberbank que este martes ratificarán sus consejos de administración. Además, el consejero confía en que la reestructuración de las plantillas, que conllevará esta operación, se haga de forma “racional, gradual y lo menos traumática posible”.

Bono ha valorado de forma positiva esta fusión, “teniendo en cuenta que nos temíamos alguna solución que no fuera ventajosa para Aragón”, para continuar señalando que la unión de las cajas aragonesas con Liberbank, que “es el grupo más saneado de todos los que había”, es una buena noticia.

Aunque es consciente de que no es posible, ha reconocido que le hubiera gustado que la reforma financiera hubiera discurrido por unas vías donde las cajas aragonesas “tuvieran más autonomía”, pero se ha congratulado porque Aragón siga manteniendo el liderazgo de su grupo financiero, algo que es positivo para la Comunidad.

Sobre la pérdida de puestos de trabajo, ha advertido de que éstos se perderían incluso sin fusiones porque el mercado financiero exige una remodelación de estructuras que supone eliminación de oficinas y plantillas. Sin embargo, se ha mostrado confiado de que en esta operación se hará bajo un criterio “racional y gradual” y “sin suponer ningún trauma”.

Además, ha valorado que el grupo que van a conformar es líder en muchas comunidades, por lo que seguirán manteniendo su nivel de actividad y la reducción de puestos de trabajo "será menor que si se produjera con otro tipo de entidades".

El domicilio social de la entidad resultante estará en Madrid, porque por la composición de la capital no hay otro remedio en una zona “neutral”, pero “no tendrá impacto fiscal ni ningún trasvase de capacidad de decisión”, ya que la sede de operaciones se queda en Zaragoza, ha precisado.

Bono ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación en Alcañiz, donde se ha reunido con la corporación municipal y ha visitado varias empresas de la zona para conocer de primera mano sus problemas e inquietudes. Además, también les ha querido transmitir ánimos en esta época de crisis y el apoyo total de la Administración aragonesa.

Según Bono, son zonas dinámicas y, aunque la minería esté en un momento de "incertidumbre", "es el momento de tener imaginación y saber adaptarse".

El primer edil de Alcañiz, Juan Carlos Gracia, ha agradecido la visita del consejero al que le ha pedido que le “eche una mano” en el desarrollo del polígono Fomenta.

Más en ECONOMÍA