Binéfar supera por primera vez los 10.000 habitantes impulsado por el porcino

Binéfar ha cerrado el año con una destacada alegría al recibir por fin la confirmación de haber superado los 10.000 habitantes por primera vez en su historia
photo_camera Su padrón municipal ya roza los 10.200 habitantes

Binéfar ha cerrado el año con una destacada alegría al recibir por fin la confirmación de haber superado los 10.000 habitantes por primera vez en su historia. La localidad oscense ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años impulsado principalmente por la agroalimentación y la industria cárnica, de manera que ya son 15 los municipios aragoneses que derriban esta barrera.

Una confirmación que no por esperada ha dejado de ser una alegría para el municipio, que ahora deberá prepararse para las nuevas circunstancias, como pasar de 13 a 17 concejales si continúa así hasta las próximas elecciones, como ha señalado la alcaldesa, Patricia Rivera. “Supone un nuevo reto para Binéfar, porque pasamos al siguiente tramo, tanto a nivel de población y gestión municipal como de órgano de gobierno”, ha expuesto.

De hecho, su padrón municipal ya roza los 10.200 habitantes, de los que el 21%, es decir, uno de cada cinco, es inmigrante, con hasta 60 nacionalidades distintas. “Los servicios sociales de la comarca hacen un trabajo impresionante. Tenemos todo el apoyo a la hora de acoger a la gente de fuera, trabajando en conjunto con el Ayuntamiento para salvar cualquier tipo de problema que pudiera haber”, ha afirmado Rivera, del PP, que el pasado 28 de mayo tomó el testigo del socialista, Alfonso Adán.

El impulso tanto del porcino como del resto de industrias ha sido el gran motivador de este crecimiento de población que ha vivido Binéfar, que ya acumula seis años consecutivos en aumento, desde los 9.391 de 2017 a los 10.070 de 2023. No en vano, fue en 2018 cuando el Grupo Pini desembarcó en la localidad con el macromatadero Litera Meat, ya con una plantilla superior a los 1.500 trabajadores. Fribin, con unos 800 empleados, también ha dinamizado en los últimos años su relevancia en el municipio y alrededores.

Aunque este incremento de población debe ir acompañado de nuevos servicios, como una oferta cultural adaptada a esas 60 nacionalidades distintas, o la disponibilidad de vivienda. “Binéfar tiene la superficie que tiene. Hace falta vivienda. Se están construyendo unas cien viviendas, pero necesita más. Es una de las cosas que ya hemos trasladado al Gobierno de Aragón y la percepción que nos mandan es buena. Vamos a poner todas las facilidades del mundo para ampliar esa oferta de vivienda”, ha reseñado Rivera.

CALATAYUD, EL POLO OPUESTO

Por el contrario, si Binéfar acumula un lustro de crecimiento demográfico, el camino opuesto está siguiendo Calatayud, que ha vuelto a perder población y ya se sitúa en 19.677 habitantes, 99 menos que en 2022, lo que ya le supuso perder cuatro concejales en las últimas elecciones municipales. Su alcalde, José Manuel Aranda, criticó el método de conteo del INE, ya que, a su juicio, no tiene en cuenta la población inmigrante que no reside permanentemente en la localidad.

Más en ECONOMÍA