Arranca la recogida de fruta en Aragón en medio de una “tormenta perfecta” por los precios

El campo aragonés espera recoger 600 toneladas de fruta de hueso y 300 de pepita, aunque creen que escaseará la pera conferencia, bien valorada en el mercado
pera-fruta
photo_camera Desde UAGA creen que este año habrá poca pera conferencia debido a la falta de frío en invierno y el calor en el momento en el que cuaja la flor

El campo aragonés ya se prepara para dar el pistoletazo de salida a una de sus fechas clave del año, la campaña de recogida de la fruta. Los agricultores esperan este año una temporada “normal”, de alta producción, con 600 toneladas de fruta de hueso y 300 de pepita, iniciándose ya con las primeras cerezas tempranas en Mequinenza. Se prevé que, asimismo, la fruta gane calidad con respecto al año pasado, en el que la sequía, que llegó a alcanzar niveles extremos, mermó la campaña.

Entre las 600 toneladas de fruta de hueso existente en Aragón destaca el melocotón, albaricoque, nectarina, paraguayo y cereza, una producción alta y acorde a las recogidas habituales en la Comunidad, mientras que sí se podría encontrar “bastante poca” pera conferencia, debido a la falta de frío en invierno y el calor en el momento de cuaje de la flor, según explica el responsable del sector de la fruta en UAGA, Óscar Moret. “Es una pera muy valorada en el mercado”, ha lamentado.

La dura sequía del pasado año lastimó buena parte de la producción de fruta en Aragón, que, en cierta medida, se ha solventado este año con las lluvias de las últimas semanas, aunque el tiempo cambiante tampoco favorece al campo. “Para la cereza necesitamos ahora unos días de calor y poca lluvia. Si los embalses están llenos, la mayoría de las plantaciones de fruta ya se riegan por goteo. Este tobogán de temperaturas que tenemos hace que los árboles se vuelvan un poco locos, pero es consecuencia del cambio climático. Mientras el invierno sea frío, los árboles se comportan con normalidad”, ha explicado.

COSTES ELEVADOS Y PRECIOS BAJOS EN ORIGEN, LA “TORMENTA PERFECTA”

Pero el principal problema de la campaña de fruta vuelve a estar en los costes, cada vez más elevados, y unos precios en origen que no acompañan. Según los cálculos de UAGA, el 70% de la producción de un kilo de fruta ya es mano de obra y los insumos llevan varios años de subida desde el estallido de la guerra en Ucrania, pero “no vemos que la fruta en origen tenga un precio aceptable”. “Eso es un grave problema de liquidez para el sector”, ha afirmado.

Sin embargo, pese a ello, el dirigente de UAGA ha advertido de que la fruta en el supermercado se sigue comprando cara, lo que reduce el consumo. Todo desemboca en una “tormenta perfecta” para la fruta, en la que los agricultores “estamos perdiendo la batalla”. “Hay elevados costes de producción, bajos precios en origen, y altos en la cadena del supermercado. La tendencia debería cambiar. Los precios en origen deben ser más elevados para permitir sobrevivir a las explotaciones. En los supermercados se encuentran hoy cereza a 10 euros/kilo”, ha subrayado Moret.

HACEN FALTA 20.000 TRABAJADORES

Mientras, los agricultores siguen buscando trabajadores para afrontar la recogida. Calculan que son necesarios unos 11.000 trabajadores en campo y unos 5.500 en centrales de manipulación, pero cada vez cuesta más encontrar al personal necesario. “Mucha mano de obra todavía no ha llegado, y hay un cuello de botella donde la gente se pone muy nerviosa. Este es el mes de más nervios y donde más demanda hay, sobre todo si hay cereza, como este año. La gente del este de Europa está dejando de venir, porque los salarios ahí se están racionalizando”, ha añadido el responsable del sector de la fruta de UAGA.