Arranca la Escuela de Conducción de Renfe en Zaragoza con simuladores de última generación

Simulador Renfe
photo_camera Los simuladores sirven para recrear averías en los trenes, en las señales o en los pasos a nivel para que los conductores sepan el protocolo que deben seguir

La posibilidad de aprender a conducir un tren con simuladores de última generación ya es una realidad en Zaragoza. La Escuela de Conducción de Renfe ha arrancado este miércoles su primera formación en la capital y en septiembre recibirá a los 18 aspirantes del XVII Curso de Maquinistas de Renfe, que obtendrán la licencia de conducción tras 1.150 horas lectivas. El nuevo centro, situado en el Parque Empresarial de la Expo, es el primer núcleo formativo de la compañía ferroviaria en Aragón y se espera que forme a unos 220 maquinistas al año.

Las clases se han iniciado con un curso intensivo de reciclaje para formador de formadores, una actividad que permitirá a los alumnos, entre otras cosas, conocer en profundidad los nuevos simuladores instalados en la Escuela para después enseñar su funcionamiento. Unas máquinas de última generación y con tecnología de vanguardia que sirven para recrear averías en los trenes, en las señales o en los pasos a nivel para que los conductores sepan el protocolo que deben seguir en estos casos.

“Los ejercicios que se van a realizar en estos simuladores son mucho más complejos y además tenemos dos puestos para que los alumnos puedan hacerlo de forma simultánea”, ha explicado el responsable del centro de formación de Renfe en Zaragoza, Jesús Cebrián. Unos ejercicios que deberán hacer tanto los alumnos que estén realizando el curso como la plantilla fija de la compañía, que tienen la obligación de hacer prácticas de simulación cada dos años.

EL CURSO DE MAQUINISTA EMPEZARÁ EN SEPTIEMBRE

En septiembre comenzará el primer Curso de Maquinistas en la capital aragonesa que cuenta con 18 plazas y 11 meses de duración, con formación tanto teórica como práctica. Como ha explicado el jefe del área de formación teórica de Renfe, Carlos Giménez, habrá seis meses de clases teóricas en aula convencional y en los simuladores, mientras que en la práctica se realizarán circulaciones reales en trenes del grupo Renfe, siempre acompañados de un maquinista para así aprender las habilidades de conducción.

Esta formación se está implantando en zonas donde la demanda de maquinistas es mayor, principalmente por la falta de relevo generacional tras las jubilaciones. El centro de Zaragoza se suma a los que Renfe tiene en Madrid, León, Barcelona, Sevilla, Valencia, Oviedo, Santiago de Compostela, Miranda de Ebro, Bilbao y Santander, unas instalaciones en las que se han formado más de 3.900 maquinistas.

Más en ECONOMÍA