Aragón será pionera en el desarrollo de drones para labores de emergencia y uso comercial

El interés del proyecto radica en la posibilidad de realizar transporte de paquetería a zonas remotas y de difícil acceso
drones
photo_camera El proyecto “Wingway” se ha presentado en las instalaciones de la empresa Magline, en Villanueva de Gállego

Aragón quiere ser pionera en el desarrollo de drones para labores de emergencia y que posteriormente puedan tener un uso comercial. En ello trabaja el proyecto “Wingway”, que se ha presentado en las instalaciones de la empresa Magline, en Villanueva de Gállego (Zaragoza), con una demo en la que se ha mostrado la tecnología híbrida (aeronaves de ala fija y rotores) que se ha prototipado y validado en este proyecto.

El interés del proyecto radica en la posibilidad de realizar transporte de paquetería a zonas remotas y de difícil acceso, áreas rurales o de montaña que requieren desplazamientos largos por carretera, o plantas de energías renovables, con el consiguiente ahorro de tiempo y costes. El proyecto incorpora una foto fija de las infraestructuras existentes y de la operativa actual de la distribución de paquetería, y se analizan mapas de rutas, las infraestructuras necesarias y se desarrollan los protocolos para realizar transporte de paquetería de manera regular dentro de un sistema general multimodal en Aragón.

“Wingway”, que cuenta con una inversión de 255.302 euros, es uno de los 15 proyectos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a Agrupaciones Empresariales Innovadoras en los que participa ALIA en la convocatoria de 2023. El resto de los proyectos investigan y desarrollan soluciones en digitalización y previsión de la demanda, transformación sostenible en distribución farmacéutica, mejora de la eficiencia energética en transporte por ferrocarril o utilización de inteligencia artificial en la cadena de suministro.

“El proyecto busca transformar la prestación de servicios logísticos selectivos y aborda cuestiones clave, como la falta de UAS específicamente diseñados para la logística o el reto de lograr una distribución más rápida y eficiente en puntos de difícil acceso”, ha explicado Ángel Gil, gerente de ALIA, quien ha subrayado que en el clúster “tratamos de ser aglutinadores de entidades con intereses comunes y de impulsar la innovación conjunta”.

Respecto al marco jurídico para desplegar una red de vertipuertos (estaciones para el despegue y aterrizaje de drones) en el territorio autonómico, el director general de Transportes, Miguel Ángel Anía, ha explicado que el primer paso es adaptar la normativa para luego desarrollar la tecnología y poder hacer efectivo este tipo de desarrollos, para lo cual “hay otros proyectos en marcha en los que estamos colaborando que definen los sistemas en lo relativo a dónde tienen que despegar los drones, dónde tienen que aterrizar, etc.”. “Desde nuestra ley autonómica de instalaciones aeroportuarias, que estamos elaborando actualmente, vamos a incluir y liderar una red de vertipuertos, aprovechando en una primera fase las 21 instalaciones aeroportuarias con las que contamos a lo largo y ancho del territorio aragonés”, ha señalado.