Aragón pone la mirada en Iberoamérica para atraer camioneros

El sector del transporte calcula que Aragón tiene un déficit de 1.000 conductores
transporte
photo_camera Tráfico está colaborando para que las pruebas necesarias para la obtención de los permisos por estos conductores no afecten al día a día rutinario

La falta de relevo generacional y de atractivos para los jóvenes está causando un severo problema en el sector del transporte, que calcula un déficit de 1.000 profesionales en la Comunidad. Por ello, Aragón, con una relevante importancia de la logística en su economía, ya se ha puesto manos a la obra para tratar de atraer conductores del extranjero, principalmente en Iberoamérica, en países como Colombia, Cuba o Perú, y, de la mano de Tráfico, agilizar los trámites de convalidación del carnet.

Así se ha puesto de manifiesto este lunes en una jornada donde representantes del sector han podido conocer de primera mano los protocolos para agilizar la habilitación de conductores profesionales de países de fuera de la UE. Desde el Ejecutivo autonómico se han intensificado las reuniones con la Jefatura Provincial de Tráfico y los servicios de extranjería para conseguir acelerar los pasos, que pueden tardar entre tres meses y un año, y paliar la falta de profesionales.

Para la obtención del Certificado de Terceros Países, un documento imprescindible para ejercer el transporte en la UE, son necesarios varios requisitos. El trabajador en cuestión tiene que tener permiso de residencia, cuya expedición compete a la Oficina de Extranjería; debe estar en posesión de un permiso de conducción que le habilite para el manejo de vehículos pesados, cuyo trámite de homologación compete a la Jefatura Provincial de Tráfico; y debe estar en posesión del Certificado de Aptitud Profesional (CAP), cuya expedición corresponde a la Dirección General de Transportes del Gobierno de Aragón. De ahí que sea necesario el concurso de estos tres organismos públicos que han establecido al protocolo.

De esta manera, la Oficina de Extranjería de Aragón agilizará los trámites relativos a los permisos de residencia, la Jefatura Provincial de Tráfico hará lo propio con el canje y la homologación de los permisos de conducir y la Dirección General de Transportes introducirá una convocatoria extraordinaria para la obtención del CAP, por lo que a las seis anuales ya existentes se añadirá una séptima en el mes de junio, posibilitando que puedan realizar esta prueba un mayor número de conductores.

Además, por parte de la Dirección General de Transportes se estudiará una mayor colaboración con el Instituto Aragonés de la Juventud y el Instituto Aragonés de la Mujer, a fin de fomentar la profesión de conductor entre los jóvenes y las mujeres. “El problema de las mujeres es la seguridad real y, en muchos casos, la seguridad aparente. Estamos definiendo un estándar, que dará una certificación de zona de aparcamiento seguros con espacios adecuados para que la mujer se pueda incorporar a la profesión. Está habiendo ya una incorporación en la conducción de autobuses, y esperamos que poco a poco podamos facilitarlo”, ha subrayado.

Desde Tráfico también se está colaborando para que las pruebas necesarias para la obtención de los permisos por estos conductores no afecten al día a día rutinario. “Los exámenes no deben perjudicar al resto. Si metes 20 o 30 conductores de pruebas, no deben afectar al devenir diario del resto. Los hemos sacado del circuito normal para que no repercuten al resto de aspirantes, incluso españoles”, ha señalado el jefe provincial de Tráfico de Zaragoza, José Antonio Mérida.

Esta búsqueda de camioneros en el extranjero no ha sido bien acogida por todo el sector, ya que asociaciones como Tradime defiende la profesionalización del transporte como una oportunidad laboral. No en vano, la asociación ha reforzado su apuesta por la formación de los profesionales del sector con dos nuevas aulas de formación y un aula taller en sus instalaciones de la Ciudad del Transporte de Zaragoza.

Más en ECONOMÍA