Aragón Más Vivienda: qué se sabe (y qué no) del plan con 300 millones de inversión hasta 2030

Es una de las propuestas estrella del Gobierno de Jorge Azcón y su consejero de Fomento, Octavio López
Imagen de un bloque de viviendas en Zaragoza. Foto: Andrés García
photo_camera Imagen de un bloque de viviendas en Zaragoza. Foto: Andrés García

La DGA se lanza a construir viviendas de titularidad pública desde este año 2024 y hasta 2030 con 300 millones de inversión inicial. La propuesta ya tiene nombre, Aragón Más Vivienda, y ha vivido su puesta de largo este martes frente a los alcaldes de las tres capitales de provincia, los presidentes de las diputaciones de Huesca y Teruel y la plana mayor de los consejeros autonómicos. Actuar en las zonas tensionadas, otorgar ayudas directas en lugar de avales o revitalizar los pueblos son algunos de los objetivos a los que se han referido el líder del Ejecutivo, Jorge Azcón, y el titular de Fomento, Octavio López. Más cartas sobre la mesa pero todavía no están todas.

De los 300 millones, 120 proceden del Gobierno de Aragón, 107 de fondos europeos y 73 del Estado. Esta última cifra se reparte en 28 hasta 2029 y otros 45 entre 2026 y 2030. Según ha previsto Azcón, los primeros bloques podrían estar licitados antes de verano. La presentación ha girado en torno al número seis, y es que es el tiempo en años que transcurrirá, los programas estatales a los que se echará mano, igual que el número de líneas presupuestarias desde Europa, las acciones autonómicas o los instrumentos de ejecución.

Arrancando por lo que atañe a Moncloa, habrá líneas de ayuda al alquiler tanto para personas vulnerables como para jóvenes en el medio rural. Asimismo, se recurrirá a los terrenos de la Sareb. Desde la Unión Europea, se pretende incidir en la rehabilitación de edificios, la construcción de pisos de alquiler social y en cuestiones relacionadas con la mejora de la eficiencia energética.

No obstante, la parcela de actuación de la coalición PP-Vox es la que más destaca. Estas acciones autonómicas específicas concentran 90 de los 120 millones con los que el Pignatelli regará la construcción de viviendas. De acuerdo a las palabras del presidente, además, esto repercutirá en “miles” de puestos de trabajo en el sector. A golpe de inversión pero también con acciones legislativas. Es el caso de la Ley de Vivienda, que entrará en vigor en 2025 si nada se tuerce por el tortuoso camino de la tramitación parlamentaria. De forma consensuada con los demás departamentos, se podrá habilitar suelo urbanizable si este ha perdido su utilidad inicial, por ejemplo, para instalaciones sanitarias o educativas.

AYUDAS DIRECTAS EN LUGAR DE AVALES

Se destinarán nueve millones al fomento de la vivienda protegida para promotores, 22,5 para ayudas directas de cara a adquirir estas VPO, seis al apartado de los pueblos de menos de 3.000 habitantes y 52,2 a la regeneración de cascos urbanos de las localidades más pequeñas. Finalmente, el consejero abre la puerta a la colaboración público-privada, los convenios con las ciudades de Huesca, Zaragoza y Teruel o el respaldo económico al resto de consistorios.

En el caso de las VPO, se habilitarán ayudas directas en lugar de avales. Foto: Andrés García
En el caso de las VPO, se habilitarán ayudas directas en lugar de avales. Foto: Andrés García

LO QUE FALTA POR SABER

Asegurando que ya lo hizo cuando era alcalde de la capital, Jorge Azcón ha preferido no estimar un número de viviendas hasta 2030 y quedarse en su lugar con el compromiso de invertir y hacerlo “con la mayor brevedad posible”. Sí se conoce, por las últimas comparecencias públicas de Octavio López, que hoy el Gobierno regional dispone espacio para levantar 2.000 y buscará instrumentos para alcanzar las 16.000 que considera necesarias. De cara a su compra y alquiler, López se marcó el objetivo en febrero de reducir los precios entre un 18% y una cuarta parte (el 25%).

La DGA quiere incidir en las comarcas con mayor impacto del turismo y precios tensionados. Foto: Andrés García
La DGA quiere incidir en las comarcas con mayor impacto del turismo y precios tensionados. Foto: Andrés García

Tampoco se ha desvelado la ubicación de las primeras obras. Mención aparte merece el mundo rural y en especial las zonas turísticas, en las que se pretende habilitar viviendas tanto para los que quieran residir como para los que estén obligados por trabajo. Y en esto hay nombres propios: las cuatro comarcas del Pirineo con las estaciones de esquí. En este sentido, el Ayuntamiento de Sallent de Gállego, próximo a Formigal y liderado por el Partido Popular, estudia ceder parcelas urbanizables, si bien no se conocen más casos. Es la vía (o una de ellas) que plantean para acabar con los precios tensionados en estos puntos.

Según las estimaciones del Gobierno y como vienen repitiendo sus altos cargos, caso de la directora gerente del IAJ en una entrevista con este diario, 47.000 jóvenes aragoneses no pueden emanciparse. Octavio López habla de “desatención” durante las dos legislaturas con Javier Lambán, mientras que para el vicepresidente Alejandro Nolasco llega el momento de convertir las palabras en “hechos”.