La ampliación de los centros de datos de Amazon Web Services requiere la expropiación de 34 parcelas de 108 hectáreas

La expansión en cada una de las ampliaciones tendrá lugar en distintas fases en un plazo estimado de 10 años
aws-parcelas
photo_camera Amazon Web Services va a redoblar su inversión en la Aragón, la más elevada en la historia de la Comunidad, con 15.700 millones

La ampliación de los tres centros de datos de Amazon Web Services en territorio aragonés va a requerir la expropiación forzosa de 34 parcelas, que suman un total de 108 hectáreas de las 356 sobre las que se edificarán las nuevas instalaciones. De ellas, 12 son de titularidad pública, de los tres ayuntamientos sobre los que se sustenta la Región AWS en Aragón, alcanzando las 82,5 hectáreas de terreno.

Así queda recogido en la declaración de interés general y autonómico de Aragón, publicada este lunes en el BOA, y que facilita la tramitación “express” de esta macroinversión de 15.700 millones de euros, la inyección económica más importante de la historia de la Comunidad y una de las más elevadas del sector a nivel europeo. Esta consistirá en la ampliación de los tres centros de datos en Villanueva de Gállego, Huesca y El Burgo de Ebro, llegando este último hasta el polígono Empresarium, de Zaragoza, donde se edificará en una parcela de casi 150 hectáreas, más de un tercio del total del proyecto.

En concreto, en Villanueva de Gállego, las nuevas instalaciones van a ubicarse en 85 nuevas hectáreas a ambos lados del centro que ya está en funcionamiento. Para ello, Amazon Web Services reclama la expropiación de siete parcelas, de las que dos son propiedad del Ayuntamiento, sumando 75,6 hectáreas. Otro terreno de 5,4 hectáreas pertenece a tres hermanos a partes iguales, y otro a una persona anónima. Los tres restantes son propiedad de Henneo Media, que tiene 1,6 hectáreas.

HUESCA Y EL BURGO DE EBRO

Asimismo, en Huesca, AWS va a desarrollar otras 62 hectáreas en el entorno de Walqa, a 700 metros del actual centro de datos de Plhus, para lo que será necesario expropiar 17 parcelas de 13,7 hectáreas. De estas, ocho son propiedad del Ayuntamiento, que suman dos hectáreas, y cinco del Instituto Aragonés de Fomento, con 1,3 hectáreas. La mayor parte es suelo de la empresa Castillo de Orús SL, con casi diez hectáreas.

Finalmente, en El Burgo de Ebro, se concretará en un nuevo emplazamiento de 44 hectáreas, muy cerca del actual edificio, además del ubicado en el polígono Empresarium, que estará vinculado a este centro de datos. Se expropiarán ocho parcelas, de 5,2 hectáreas, de las que dos son propiedad del Ayuntamiento, sumando 4,8 hectáreas.

OTROS EMPLAZAMIENTOS PARA INSTALACIONES ELÉCTRICAS

Por otro lado, la declaración de interés general incluye también otros terrenos a expropiar, como el ubicado en Esquedas, en el municipio La Sotonera (Huesca) de 3,8 hectáreas, y que es propiedad de dos hermanos. El objetivo es ubicar aquí una estación de medida conectada que conecta la subestación eléctrica de Esquedas, a unos 15 kilómetros al norte del centro de datos de Walqa.

Igualmente, se incluye otra parcela de una hectárea, propiedad de la empresa Agroalimentaria del Sur SA, para instalar otra estación que se conecte con tanto a la Subestación eléctrica Montetorrero como al centro de datos del polígono Empresarium. En este caso, según publicó El Periódico de Aragón, Amazon Web Services ya tiene un acuerdo con Forestalia para la compra de las 147 hectáreas necesarias para la construcción de las nuevas instalaciones.

TRES FASES

De acuerdo con la memoria presentada, la expansión en cada una de las ampliaciones en las actuales zonas de disponibilidad tendrá lugar en distintas fases en un plazo estimado de 10 años, que podría verse reducido o ampliado en función de la disponibilidad de las infraestructuras de soporte del proyecto y de la demanda del mercado. La primera fase (2024/2025) se activará una vez aprobada y publicada la Declaración de Interés General del Plan y comprenderá la adquisición de los terrenos.

La segunda fase del proyecto (2025-2029) de expansión de la Región de AWS en Aragón consistirá en la construcción de los centros de datos y edificios administrativos, además de la urbanización necesaria para la explotación (viales interiores, aparcamientos, etc.), así como las infraestructuras necesarias (energía, agua, fibra, etc.) para su construcción. La tercera y sucesivas fases (2029-2033) comprenderán la construcción del resto de los edificios hasta completar toda la edificación e infraestructura previstas en cada una de las zonas de disponibilidad.