Alcanzado un acuerdo para prejubilar e indemnizar a los trabajadores afectados por el ERE del "Banco Popular"

El Banco Popular ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos de sus trabajadores para prejubilar a los mayores de 55 años, así como ofrecer bajas incentivadas y excedencias retribuidas para la plantilla que se va a ver afectada por el ERE que está llevando a cabo la entidad. En Aragón, entre 30 y 40 trabajadores se verán afectados.

Zaragoza.- El Banco Popular ha acordado con los sindicatos de sus trabajadores (CCOO, UGT, Segrupo, FYTC y AMYC) prejubilaciones para los mayores de 55 años, un plan de bajas incentivadas y excedencias retribuidas para la plantilla que se va a ver afectada por el Expediente de Regulación de Empleo que está llevando a cabo la entidad bancaria. Este ERE, que Banco Popular ha planteado a nivel nacional para conseguir un ahorro de 200 millones de euros anuales, afectaba, en un primer momento, a casi 3.000 personas y este acuerdo lo ha conseguido rebajar a 2.592 personas.

Las bajas incentivadas dependerán de la edad, de la antigüedad en la empresa de los trabajadores y de la adscripción voluntaria. Así, la plantilla de más de 50 años podrá percibir una indemnización de 35 días de salario por año de servicio con un límite de 110.000 euros, más 500 euros adicionales por año completo de antigüedad en el banco. También, una indemnización complementaria por la extinción del contrato de trabajo, en función de la antigüedad (de entre 3.500 y 25.000 euros).

Los trabajadores entre 45 y 50 años tendrán derecho a una compensación de 35 días de salario en 38 mensualidades como máximo, más primas en función de la antigüedad y la adscripción voluntaria. Por su parte, los menores de 45 años podrán percibir una indemnización de 35 días de salario por año con el tope de 24 mensualidades, más las primas adicionales.

En cuanto a las excedencias retribuidas, garantizan la vuelta a los tres años.

El ERE en Aragón

Este ERE, en Aragón, afectará a las oficinas y trabajadores zaragozanos, pero no a los oscenses y turolenses, según ha explicado la secretaria general de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras, Marta Laiglesia. En concreto, en Zaragoza se cerrará la dirección regional del Banco Popular y seis sucursales urbanas. Entre 30 y 40 trabajadores pueden verse afectados. En la capital aragonesa, Banco Popular posee una plantilla formada por casi 150 personas.

Por el momento, la actividad ha cesado en dos oficinas de Zaragoza –una situada en la calle Alfonso y otra en Compromiso de Caspe-. Sus trabajadores han sido reubicados en las demás sucursales de la ciudad. Según CCOO, está previsto que el cierre de las oficinas restantes se produzca antes de final de este año.

Laiglesia asegura que "CCOO valora el acuerdo como muy doloroso para la plantilla, pero permite que los empleados puedan salir del modo menos dramático posible de la entidad".

Una vez alcanzado el acuerdo, se ha desconvocado la huelga de trabajadores en contra el ERE, planteada para el jueves 10 de noviembre.

Más en ECONOMÍA