Los agricultores piden la dimisión del delegado del Gobierno por las multas durante las protestas

La plataforma AEGA insiste en que las tractoradas se organizaron de la mano de Delegación, por lo que no deberían constar esas infracciones
Alberto Peña, uno de los portavoces de AEGA. Foto: Andrés García
photo_camera Alberto Peña, uno de los portavoces de AEGA. Foto: Andrés García

Es otra de las imágenes que ha dejado este 8 de marzo, una semana después de los incidentes frente al Palacio de la Aljafería. Cerca de 400 agricultores convocados por la plataforma Aragón es Ganadería y Agricultura (AEGA) han exigido este viernes la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunidad, Fernando Beltrán, por las multas y sanciones tras este mes de tractoradas. Aseguran que se realizaron de la mano de la institución e insisten en que lo sucedido a las puertas de las Cortes se desencadenó por un malentendido y en ningún caso querían asaltar el parlamento. Dos representantes de la asociación, en vías de constituirse, han entregado un manifiesto en el registro.

La marcha ha transcurrido de forma pacífica e incluso los manifestantes han aplaudido a la ‘bicicletada’ feminista, que ha coincidido en la plaza del Pilar con el inicio de la convocatoria. “Sin mujeres, los pueblos se mueren”, han cantado unos y otros, para después acudir a Delegación, donde minutos antes Beltrán había estado presente en la colocación de la pancarta por el Día Internacional de la Mujer. Durante la espera, Víctor Blasco, uno de los agricultores, explicaba que se les ha tratado “de forma injusta”.

A su juicio, este “rechazo” de la institución que dirige Beltrán es una de las causas del descontento que terminó por explotar frente a las Cortes. “Los últimos días (de tractoradas) no nos dejaron hacer nada”, ha asegurado. De acuerdo a Rubén Blasco, uno de los portavoces de AEGA, ante la petición de convocar las manifestaciones con antelación (menos de los diez días de margen habituales), el acuerdo era que, al tratarse de una “huelga”, tenían luz verde “para salir en todos los sitios” de forma pacífica. “Hay más de 200 denuncias”, ha apuntado, a las que hay que sumar otras cuatro por resistencia a la autoridad frente a la Jefatura Superior de Policía este jueves. Respecto a las de tráfico, estiman sanciones por encima de los 120.000 euros y en algunos casos de hasta 2.000 por persona.

LA REUNIÓN CON EL DELEGADO TENDRÁ QUE ESPERAR

El secretario jefe de la Delegación ha recibido a Blasco y otro portavoz, Alberto Peña. El cara a cara con Beltrán tendrá que esperar, al menos, hasta que la plataforma esté constituida formalmente, para lo que no han desvelado plazos. Así lo ha explicado Peña, arropado entre cánticos de “viva el sector primario” o “nosotros también queremos amnistía”. Al margen de estos trámites, insiste, “AEGA es una realidad, ya lo estáis viendo”. Esta movilización, tal como han detallado, se convocó después de la puesta en libertad de los detenidos por los disturbios del pasado viernes. Todos están en libertad, aunque al menos dos de ellos tienen procesos judiciales abiertos.

Blasco y Peña, en el interior de la Delegación
Blasco y Peña, en el interior de la Delegación

Esto no cambia su hoja de ruta ni sus demandas. Siguen criticando la competencia desleal con otros países o el exceso de burocracia. Fueron algunas de las cuestiones que se trataron en la reunión de más de cuatro horas con el consejero de Agricultura, Ángel Samper, en la que también pidieron formar parte de las mesas de trabajo, algo legalmente imposible a día de hoy. Está previsto un nuevo encuentro la próxima semana, como también sucederá con las organizaciones agrarias profesionales (UAGA, UPA, Araga y Asaja). Si bien AEGA exige responsabilidades a Moncloa y la Unión Europea, tampoco se olvidan de la parte que atañe a la DGA.

La manifestación se ha disuelto sin incidentes mientras llegaba la lluvia. Un grupo de mujeres, que portaba la pancarta principal, se ha dirigido a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza. Han coreado “nosotras también somos 8M” o “que salga la alcaldesa”, pocos minutos después de que Natalia Chueca haya presidido el despliegue de la pancarta municipal. Turistas, curiosos e incluso concejales, saliendo inadvertidos por la puerta de trabajadores y prensa, se han quedado a echar un vistazo. Si se lo han perdido, como ya deslizan desde la asociación, habrá más concentraciones próximamente si no se archivan las multas.