Los agricultores defienden que no querían asaltar La Aljafería, "solo ser recibidos por el consejero"

Los manifestantes recuerdan que son ganaderos y agricultores que viven una "situación límite"
Protestas-Aljaferia-11
photo_camera La protesta se realizó al margen de las organizaciones agrarias | Foto: Marcos García

El Colectivo de Agricultores y Ganaderos de las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel, ha expresado, a través de un comunicado, que su intención el pasado el pasado viernes no era asaltar la Aljafería, sino más bien ser recibidos y atendidos en las Cortes de Aragón por el consejero de Agricultura, Ángel Samper. Aseguran, además, que lo que querían era exponerle su "disposición y necesidad" de trabajar conjuntamente para desbloquear la "terrible situación" en la que se encuentra el campo aragonés.

"Llevamos cuatro semanas manifestándonos sin que se haya producido ningún avance y ante una situación tan crítica, urgen una serie de medidas de rápida aplicación competencia de la administración autonómica. Somos conscientes de que toda negociación lleva sus tiempos, pero la inacción y pasividad que estamos recibiendo por parte del Gobierno de Aragón y su Consejería de Agricultura es inadmisible", denuncian en el comunicado.

En esta línea, denuncian la acción policial que consideran fue "desmedida y desproporcionada" ya que estuvo "llena de cargas innecesarias" en las que se pudo ocasionar alguna desgracia personal. En concreto, hacen alusión al momento en el que se cargó en la entrada y en el interior del puente, poniendo en un serio riesgo la vida tanto de manifestantes, como de los agentes allí desplegados.

IMPEDIMENTOS PARA ENTREGAR EL MANIFIESTO

"Reconocemos la labor de las fuerzas de seguridad del Estado, que es garantizar la seguridad y el correcto desempeño de un pleno autonómico, pero no hubiera sido necesaria si desde la mesa de la presidencia, tal y como pactamos, nos hubiesen atendido a los representantes para hacer entrega del manifiesto y exigir una fecha lo antes posible para iniciar una mesa de trabajo entre los representantes del colectivo y la Consejería", inciden.

Desde presidencia, afirman los agricultores y ganaderos, "se optó por faltar a la palabra y agravar la situación de tensión con los agentes de la Policía Nacional desplegados en el perímetro". En este sentido, recuerdan que siempre se han manifestado pacíficamente y que quienes están al frente de dichas movilizaciones son agricultores y ganaderos en situación límite y de todas las edades, que "luchamos por nuestros derechos y por recuperar el respeto perdido por parte de la administración y sindicatos".