ADEA prevé una mejora en la industria y agricultura aragonesa en el segundo semestre de 2023

Diana Marchante y Fernando Rodrigo
photo_camera El presidente de ADEA, Fernando Rodrigo, y la secretaria general, Diana Marchante, han presentado este viernes el indicador de opinión de 242 directivos aragoneses

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) ha presentado este viernes la evolución del primer semestre de 2023 de la economía aragonesa realizada a 242 directivos de la agrupación. De este indicador de opinión se han extraído, además, las perspectivas del segundo semestre, siendo una de las opiniones más significativas la mejora de la economía aragonesa, con especial hincapié en el sector primario y en el sector secundario.

“Este indicador consiste en una encuesta que pretende tomar el pulso de las opiniones y las impresiones de los empresarios aragoneses de los grandes grupos de la economía”, ha expresado la secretaria general de ADEA, Diana Marchante. Los temas sobre los que se ha preguntado a los directivos aragoneses son la facilidad para obtener financiación, la evolución de la plantilla, las ventas, las importaciones, las exportaciones y la economía aragonesa en general.

Como ha revelado el presidente de ADEA, Fernando Rodrigo, “nuestra perspectiva es que la industria va a funcionar mejor que el turismo en el segundo semestre del año”. Esto supone una buena noticia para Aragón, ya que, en comparativa con el contexto nacional, según Rodrigo, “tenemos un peso de nuestra industria y agricultura mucho mayor”.

Es por ello, que los directivos mantienen un “sesgo positivo en la evolución de la economía”, ya que como se desglosa en la encuesta, los directivos que piensan que va a mejorar han pasado del 5,9% en diciembre al 7,4% en la actualidad. Por su parte, aquellos que tienen una visión más negativa han pasado del 15,6% en diciembre al 14,7% en junio.

OTROS FACTORES

El indicador de opinión de los directivos aragoneses también ha estudiado el acceso a la financiación, que refleja un endurecimiento en el primer semestre debido a la inflación, que actualmente se sitúa en un 2%. “Las cosas no van a mejorar”, ha manifestado Rodrigo, aunque “no cabe concluir un empeoramiento brusco”. Y es que la subida de los tipos de interés en la zona euro en otros 25 puntos básicos ha llevado el tipo principal de refinanciación al 4% y la facilidad del depósito al 3,5%. “Niveles no vistos desde la crisis de Lehman Brothers de 2008”, ha calificado el presidente de ADEA.

Con respecto al empleo, el presidente de los directivos aragoneses ha subrayado la fortaleza de los trabajadores y empresarios. “En los primeros 6 meses del año se han creado más de 450.000 empleos situando la cifra de afiliados a la Seguridad Social en cifras récord de casi 20,7 millones y con desempleo registrado por debajo de 2,7 millones (la cifra más baja desde 2008)”, ha expresado, aunque con reticencias por todavía seguir siendo España el país europeo con mayor tasa de desempleo.

Los directivos de ADEA también han valorado que no se esperan mejoras en las ventas en el mercado interior. “El consumo privado se ha reducido en el primer trimestre del año por la pérdida del poder adquisitivo de las familias y el endurecimiento de las condiciones de financiación”, ha desglosado Rodrigo, advirtiendo que “a corto plazo no cabe esperar una reactivación del consumo porque, aun cuando la inflación se contenga, los precios siguen siendo altos”.

En cuanto al sector exterior, la encuesta refleja que va a seguir aportando oportunidades de crecimiento. “Aunque las exportaciones de bienes se han ralentizado en la primera parte del año, el dinamismo del turismo ha permitido que el sector exterior sea un contribuyente neto al crecimiento del PIB”.

De igual manera, Rodrigo ha augurado una favorable evolución de 2023 gracias a que se siga reduciéndose la inflación debido a la reversión de los precios de materias primas y energéticas, la reducción de los cuellos de botella en cadenas de suministro, la revalorización del euro frente al dólar y el retardo de la influencia de las subidas de los tipos de interés.

No obstante, el presidente de ADEA ha remarcado que el panorama económico de Aragón y de todo el país puede variar en cualquier momento debido a la incertidumbre geopolítica, en endurecimiento de la política momentánea y debido al déficit y la deuda pública. “Superada ya la pandemia, Europa va a retomar la senda de control del déficit para evitar el descontrol de la deuda pública, por lo que el nuevo Gobierno que salga del 23-J tendrá que tomar medidas impopulares en términos de reducción del gasto y/o aumento de impuestos”, ha concluido.