Un 59% de los directivos aragoneses considera que la situación económica ha empeorado en el primer trimestre de 2012

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) ha presentado su Indicador de Opinión trimestral. A través de dicho documento, los directivos concluyen que es necesaria una reactivación de la economía por parte de los mercados, y que son los gobiernes quienes deben adoptar las medidas necesarias en pro de empresarios y familias.

Zaragoza.- El secretario general de Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), José Guillén, ha presentado este viernes el Indicador de Opinión que hace referencia al primer trimestre de 2012. En éste, entre otros puntos, se ha puesto especial atención a la situación de la balanza comercial y a la caída de las exportaciones y las importaciones. Desde ADEA reclaman que se elaboren nuevas medidas para la reactivación económica.

Este barómetro recoge, a través de una encuesta, las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica (financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial) y está dirigido a directivos de diferentes sectores y áreas de responsabilidad como son automoción, comercial, industrial y servicios. “El indicador del primer trimestre ha sido respondido por 207 directivos de los 1.200 asociados”, ha afirmado Guillén.

En relación al propósito de segregar los activos inmobiliarios de los balances de los bancos que recientemente ha sido publicado en prensa, Guillén ha expresado que “son necesarias medidas de apoyo a la reactivación económica así como la culminación del proceso de reestructuración financiera para mejorar las posibilidades de acceso al crédito”. El secretario general de ADEA ha explicado que así las entidades bancarias podrían “liberar provisiones y dedicar así su esfuerzo a invertir en el ámbito empresarial y familiar”.

Uno de los puntos clave de este estudio es el que hace referencia a la balanza comercial. Según los datos indicados en el mismo, se aprecia una ralentización: el 23% de los encuestados manifiesta que las exportaciones han empeorado en el primer trimestre del año y un 30% estima que empeorarán en el segundo trimestre. En la misma línea, descienden las respuestas que apuntan a un posible crecimiento. Algo parecido ocurre, según este barómetro, con las importaciones: “Si no hay proyectos de inversión importantes no se produce la compra de bienes de equipo, que es lo que fundamentalmente mueve la importación y primera piedra para comenzar a incrementar la productividad”, ha afirmado José Guillén.

Situación general

Más de un 59% de los directivos que han contestado al indicador de opinión de ADEA manifiesta que la situación general ha empeorado y, de hecho, un 62% de ellos considera que “puede continuar empeorando en el primer trimestre de 2012”.

Guillén ha indicado que “entre las opiniones de los directivos encuestados existen varias coincidencias: la caída en la demanda genera una falta de actividad que compromete la supervivencia de nuestras empresas”. A lo que se suman los “problemas para obtener financiación que, junto con el retraso en los cobros, contribuyen igualmente a incrementar las dificultades”. 

Más en ECONOMÍA