Una brillante idea

El viento ha arrastrado una pelota de plástico, de 15 cm de diámetro, con la que unos niños estaban jugando, hasta hacerla caer en un agujero cilíndrico de 16 cm de diámetro y 40 de profundidad. Si ningún brazo infantil ha sido lo bastante largo y no disponían de ninguna herramienta, ¿qué brillante idea maquinaron para sacarla?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ

SOLUCIÓN: Orinaron en el agujero hasta sacar la pelota a flote.