Un cobrador ingenioso

Hay, al menos, dos posibles soluciones:

  • El cobrador lo dedujo al ver a un adulto acompañado de dos niños. Parece lógico que el adulto pagara su entrada y las de los niños.
  • Si los tres eran adultos, quien pagó no entregó un billete de 100 euros sino dos de 50. Un solo billete de 50 euros hubiera bastado para pagar una o dos entradas, pero al pagar con dos billetes de 50, el cobrador comprendió que debía cobrar 60 euros por las entradas de los tres y devolver 40 euros.

Tres personas entran juntos en una feria. La entrada cuesta 20 euros cada una. En la ventanilla, uno de los tres amigos entrega 100 euros y el cobrador le devuelve 40 sin mediar palabra.

Hasta aquí todo parece tener sentido, pero nuestra pregunta es esta:

¿Cómo dedujo el cobrador que debía cobrar las tres entradas juntas y no por separado?