FÚTBOL

El Zaragoza Femenino gana puntos y tranquilidad

Victoria del Zaragoza Club de Fútbol Femenino por 2-1 ante el Espanyol, colista de la competición, gracias a los tantos de Alba y Carla. Las mañas dominaron el encuentro pero terminaron sufriendo ante el empuje visitante. El segundo triunfo de la temporada supone abrir hueco con el descenso y acercarse a puestos de Copa de la Reina.

Zaragoza.- Necesitaba la victoria el Zaragoza Club de Fútbol Femenino sin importar el cómo lograrla. Y lo consiguió. La escuadra dirigida por Alberto Berna se imponía este domingo por 2-1 al Espanyol, colista de la competición, merced a los tantos de Alba y Carla que suponen mucho más que tres valiosos puntos. Significan tranquilidad, teniendo en cuenta que la distancia con el descenso se amplía de manera considerable.

Las mañas salieron desde el principio convencidas a por el triunfo. Se sucedían las ocasiones en el arranque, con un cabezazo de Nuria Mallada que salvaba la guardameta visitante de manera milagrosa; poco después, a la misma protagonista se le escapaba alta una vaselina cuando ya se olía el gol local. La presión aumentaba por parte de las zaragozanas, que tras varios intentos encontraron el premio en el 42.

Cardona centraba desde la banda derecha y Alba remataba en el segundo palo, llevando a las mallas el 1-0. Recompensa justa a la buena primera mitad sellada por las de Alberto Berna, quienes incluso pudieron marcharse con una ventaja más amplia si entre la goleadora y Cardona no hubieran marrado una ocasión inmejorable.

El Espanyol reaccionaría tras el paso por los vestuarios, fallando Lombi lo que parecía imposible una vez que ya había regateado a Mariajo y sólo le quedaba empujar a las mallas el balón. Mismas protagonistas e idéntico final, aunque en esta ocasión con una gran intervención de la guardameta del conjunto aragonés.

Perdonarían las catalanas pero no el Zaragoza. Balón largo de Alba a la espalda de la defensa y Carla, con total calma, superaba a Norma y sellaba el 2-0 en el marcador. Resultado que parecía definitivo, pero que a punto estuvo de quedarse corto. Recortarían distancias las catalanas con un gol de Elba y pondrían en aprietos a Mariajo, sin que finalmente se escapara la victoria del Pedro Sancho.