REAL ZARAGOZA

Todo a punto para la firma

Manolo Jiménez estampará su firma como nuevo entrenador del Real Zaragoza en las próximas horas, acabando así con el primero de los culebrones del verano. El andaluz ya da por hecha su continuidad en su entorno más cercano y quiere empezar cuanto antes a confeccionar la plantilla. El club anunció la salida de Herrera, Nieves y Costa.

Zaragoza.- El Real Zaragoza acostumbra cada verano, desde la llegada de Agapito Iglesias, a ser protagonista de un culebrón. Si el año pasado lo fue junto al fichaje de Juárez y Barrera, sobre todo el de éste último, en esta ocasión la importancia es mayor y apunta directamente al banquillo del club aragonés. Y es que 16 días después del final de Liga, Manolo Jiménez parece destinado, por fin, a ser el entrenador de esta temporada.

El técnico andaluz ya ha reconocido en su entorno que su continuidad es un hecho, a falta de estampar la firma en un plazo de 48 horas. Momento de tensión máxima, ya que no sería la primera vez que Agapito Iglesias trata de cambiar parte de los términos ya acordados, plasmados en el papel definitivo. Las peticiones de Jiménez serían satisfechas en gran parte, como por ejemplo el paso atrás que el máximo accionista debe dar en la parcela deportiva.

El de Arahal ya ha contactado con futbolistas para que se enrolen en su nuevo proyecto, empezando por Pedro Ríos, que ve con buenos ojos recalar en el equipo blanquillo. Llegaría libre, un mercado que el Real Zaragoza está obligado a explotar al máximo dadas las penurias económicas actuales. No es el único, aunque de momento no hayan trascendido más nombres.

Jiménez además querría la continuidad de Roberto, Paredes, Apoño y Postiga, la columna vertebral de la gran segunda vuelta. Por los dos primeros se recibirán ofertas y al segundo se le relaciona fuertemente con el Deportivo de La Coruña, aunque él ha recordado en su concentración de la Eurocopa que tiene contrato a orillas del Ebro. Paredes todavía no ha renovado, mientras que la operación por Apoño es complicada, ya que el jugador mantiene un buen cartel.

Por otro lado, el Real Zaragoza ha comenzado a anunciar a alguno de sus empleados su despido. Este lunes le tocaba el turno a tres de los que más tiempo acumulaban a bordo del conjunto aragonés: Pedro Herrera, Luis Costa y Manolo Nieves. Los tres se desvinculan de manera definitiva del club que ha ocupado la mayor parte de su vida, motivo por el que la entidad, a través de un comunicado en la página web, quiso agradecerles su “dedicación, profesionalidad y entrega”.