PRIMERA RFEF

El Teruel cae en el descuento y sella su descenso a Segunda RFEF

Un año después de su ascenso, el Club Deportivo Teruel pone fin a su camino en Primera RFEF 
El CD Teruel pierde la categoría en la penúltima jornada. Foto: @TeruelCD
photo_camera El CD Teruel pierde la categoría en la penúltima jornada. Foto: @TeruelCD

Final cruel, muy cruel, para el CD Teruel. Los turolenses vencían 2-0 al Osasuna Promesas a falta de 15 minutos y terminó cayendo 2-3 en el descuento certificando su pérdida de categoría en la penúltima jornada. Así pues, el Teruel no puede obrar el milagro después de una temporada complicada y disputará el próximo curso en Segunda Federación.

Comenzaba la penúltima jornada del grupo 1 de Primera Federación con mucho en juego. El Club Deportivo Teruel era uno de esos equipos que se jugaban la vida, pues comenzaban esta jornada unificada a tres puntos de la salvación (37). Ganar o ganar para llegar con opciones de salvarse en la última jornada. De esta manera se disputaba una final en Pinilla, donde los aragoneses recibían al filial del Osasuna, que también peleaba por asegurarse la permanencia.

Se ponía de cara la contienda con el gol del guardameta Paul Valencia en propia puerta que adelantaba al cuadro local en el 27’. Tras el descanso, puso más intensidad el Osasuna B y aguantaban los de Raúl Jardiel. En el 72’, el goleador Borja Martínez ponía el 2-0 a la contra, uno que parecía definitivo. Eso sí, los resultados momentáneos del resto de rivales le dejaban todavía en descenso, jugándose todo en el último asalto.

DOLOROSA SEGUNDA PARTE

Sin embargo, el escenario cambiaría en el tramo final. En el 76’, Ander Yoldi recortaba distancias y en el 82’, Jorge Aguirre empataba el marcador. Con este resultado, el conjunto turolense se iría arriba en busca del gol, y serían los visitantes los que encontrarían la fortuna. En el 94’ Eneko anotaba el tanto de la victoria para los navarros (2-3).

Finalmente, Pinilla sufrió una dolosa derrota que dejaba al Teruel a cuatro puntos de la permanencia por lo que el descenso era ya una realidad irreversible.