REAL ZARAGOZA

Sensación de equipo

El técnico del Real Zaragoza, Raúl Agné, se mostraba muy satisfecho por el juego y crecimiento de su equipo en Mallorca, pero no con el resultado final de empate. El mequinenzano, además, lamentaba no haber sido capaces de finiquitar el encuentro con dos contraataques que terminaron en nada. Edu García presumió de zaragocismo ante Culio.

Zaragoza.- El Real Zaragoza tenía que recuperar con la llegada de Agné el sentimiento de equipo, de colectivo que pelea como si fuera un solo ser ante un objetivo de dimensiones considerables como es buscar el ascenso a Primera División. Y, de momento, lo está consiguiendo. A pesar de los pesares, de que la escuadra blanquilla sigue sin ganar lejos de La Romareda, las sensaciones fueron muy distintas a las de otros encuentros fuera de casa.

El técnico zaragocista declaró estar "muy satisfecho con el juego y con cómo va creciendo el equipo, pero no con el resultado", añadiendo estar contento "por el derroche del equipo y por fases de juego". Eso sí, lamentaba que "con 1-2, haber tenido dos contraataquees para reventar el partido" y sentenciarlo, algo que no ocurrió y terminó sucediendo el 2-2 con la cabeza de Lekic como protagonista.

Un claro ejemplo de equipo y de implicación fue Edu García. El canterano zaragocista, cuando fue sustituido, se agarró el escudo del león rampante en dirección a Juan Culio. Él sí siente al Real Zaragoza, quiso decirle con su gesto a un argentino que tardó escasos minutos a su llegada en el mercado invernal en intentar ganarse a la grada con palabras vacías que luego no se tradujeron en rendimiento en el césped.

Sobre Edu García tuvo también palabras de reconocimiento Raúl Agné, aseverando que "no tenía ninguna duda de que él y Barrera iban a hacer un buen partido", explicando que "eso refuerza, que ante bajas importante sigan respondiendo porque es el primer paso para construir un equipo y que todo el mundo empuje a todo el mundo".

El protagonista de la noche fue Juan Muñoz, con un golazo desde campo propio emulando a Nayim y dándole el mejor homenaje posible en su 50 cumpleaños. "Creo que sólo lo ha visto él porque ni yo que estoy arriba podía imaginar que se sacara ese tiro", reconocía Agné, concluyendo manifestando su alegría "por el muchacho porque se está esforzando mucho".