FÚTBOL

Puntúa hasta con diez (2-2)

La Sociedad Deportiva Huesca sigue inmersa en una inercia más que positiva, logrando puntuar en un campo tan difícil como Vallecas. Lo hacían los de Anquela jugando más de 60 minutos con un hombre menos, incluso levantando un marcador desfavorable. Los oscenses se mantienen en posiciones de playoff tras el 2-2.

Zaragoza.- Pocos dudan ya de que la Sociedad Deportiva Huesca está en los puestos altos por méritos propios. No puede deberse ni a la fortuna, ni a las coincidencias ni mucho menos a la casualidad. Trabajo, trabajo y más trabajo para no bajarse de una inercia positiva que se estira tras la visita a un campo tan complicado como el del Rayo Vallecano.

Los de Anquela lograban arrancar un valioso empate a dos en Vallecas. Y no sin sufrir ni superar dificultades ni obstáculos. Porque a pesar de que el partido quedaba encarrilado en el minuto 28 tras el gol de Borja Lázaro que adelantaba a los oscenses, todo se torcía apenas un rato después.

Concretamente en el 36, cuando Brezancic veía la tarjeta roja y el colegiado señalaba penalti en un claro codazo del defensor. Ebert no desaprovechaba la oportunidad y convertía desde los once metros, llevando el empate al luminoso. Parecía el fin de la racha altoaragonesa, teniendo que aguantar más de una parte con un hombre menos. Pero no era el día para "reblar".

Todavía se complicaría más la empresa en la segunda mitad, cuando de nuevo Ebert aprovechaba un desajuste defensivo para superar a Herrera y hacer el 2-1 con un disparo colocado. Aunque ni siquiera este duro varapalo hizo rendirse a una S.D. Huesca que encontró poco después el premio a su trabajo.

Centro medido desde la derecha de Nagore y Borja Lázaro, con un imponente cabezazo, batía a Gazzaniga para llevar las tablas al electrónico. Un 2-2 que permite seguir soñando a los de Anquela, instalados en la sexta posición con 22 puntos. Y a tan sólo dos del ascenso directo.