Postiga prefiere olvidarse de los árbitros y seguir trabajando

El delantero del Real Zaragoza Hélder Postiga ha visto cómo los árbitros le anulaban tres goles en los últimos encuentros, dos de ellos completamente legales. Sin embargo, el luso quiere centrarse en seguir haciendo bien su trabajo y asegura que los tantos llegarán. Tras lo ocurrido con Braulio, el internacional se queda como único nueve.

Zaragoza.- Llegado el 31 de diciembre junto a Luis García, tiene la máxima responsabilidad del gol. Porque Hélder Postiga lleva el número nueve en la camiseta, lo que le señala directamente como el delantero centro. Una posición de la que pronto se ha adueñado, en parte porque sus credenciales le convierten además en el titular en la Selección de Portugal. Su figura, indiscutible, todavía lo es más tras lo ocurrido con Braulio Nóbrega, dejándole como único delantero centro de la plantilla.

Su llegada produjo dudas por las escasas cifras goleadoras de sus últimos años. Hasta el momento, en la Liga BBVA suma cero tantos, un número engañoso dado su rendimiento. Porque el portugués ha perforado en tres ocasiones la meta rival, aunque en ninguna ha subido al luminoso. Dos de ellas de manera injusta, por fueras de juego inexistentes ante el Real Betis y el Málaga C.F., que hubieran supuesto al menos tres puntos más en la clasificación para el Real Zaragoza.

Postiga no se olvida de esta gran dosis de mala suerte y ha asegurado estar “enfadado porque el equipo no venció un partido que era muy importante y el gol ante el Betis nos daba el empate”. No obstante, el experimentado delantero ha señalado que es obligatorio olvidarse ya “y esperar a que las cosas mejoren”. Para ello apunta a “seguir trabajando y a hacer lo mejor para ayudar al equipo”.

Contra los malagueños, en el último encuentro, se le vieron las primeras muestras de ansiedad. El ariete intentó varios disparos desde lejana distancia con escaso daño para Willy Caballero. No obstante, Postiga ha aseverado que está “tranquilo porque lo importante es que el equipo está consiguiendo resultados positivos, va mejorando partido a partido y el gol aparecerá con naturalidad”.

Lo que sí ha pedido el luso, que habla un buen español, es paciencia. “Estoy conociendo a mis compañeros, es un equipo completamente nuevo y necesito tiempo”, ha recordado. Un buen momento para ver puerta es ante el Villarreal, equipo al que nunca se le ha ganado en su estadio en Primera División. Postiga ha explicado que “es un partido muy difícil ante un equipo fuerte pero nosotros tenemos nuestros argumentos e intentaremos conseguir un resultado positivo”.

Los de Garrido llegan después de perder en San Paolo ante el Nápoles por un cómodo 2-0. Por el momento, Aguirre les plantará cara con un once muy similar al expuesto ante el Málaga, con la novedad de Lanzaro por el lesionado Mateos. La sensación de falta de rotación arriba, donde Postiga aparece como único nueve claro, no es compartida por el portugués que ha concluido asegurando no ser el único ya que “hay más jugadores que pueden actuar en esa posición”.