Ponzio espera que el equipo se quite el miedo de estar abajo

Sesión distendida del Real Zaragoza antes del choque frente al Espanyol el próximo domingo a las 16.00 horas. Los jugadores de Javier Aguirre han trotado unos minutos en la Ciudad Deportiva para, más tarde, relajarse en las piscinas y jugar al tenis en las instalaciones del club. El capitán, Leo Ponzio, ha comparecido en rueda de prensa.

Zaragoza.- El Real Zaragoza prepara su partido del domingo frente al Espanyol con la intención de conseguir su primer triunfo en el campeonato liguero. El conjunto blanquillo desea enmendar el mal comienzo de temporada y sumar tres puntos muy importantes ante su afición en La Romareda. El equipo ha mantenido una sesión distendida en la que la piscina de la Ciudad Deportiva y las canchas de tenis han sido las protagonistas.

El capitán del conjunto aragonés, Leo Ponzio, ha asegurado durante la rueda de prensa posterior al entrenamiento, que el equipo necesita “sacarse ese miedo a estar abajo” y comenzar a sumar para evitar situaciones complicadas como en temporadas anteriores. Papel importante para la afición zaragocista a la que ha destacado asegurando que “en casa con la gente y nosotros mismos tenemos ocasiones”. Sin embargo, el mediocentro reconoce que el del Espanyol “será un partido difícil” y el Real Zaragoza tendrá que dar lo mejor de si mismo.

Además, Ponzio ha hecho referencia al cambio de posición que experimentó en el último enfrentamiento afirmando que “el entrenador está buscando alternativas” y “hay que adaptarse a lo que nos pide. Javier Aguirre sigue quiere dar con la tecla para hacer funcionar a este Real Zaragoza que desea encontrar una versión óptima.

El capitán de los blanquillos asegura que el bloque cada día está mejor, aunque “somos muchos jugadores nuevos y hay que ir acoplándose a la Liga”. También ha querido destacar que el paso de las semanas favorece la integración de todos los componentes de la plantilla y el equipo lo nota.

El cambio de horarios que ha experimentado la competición este año, no ha dejado indiferente a Leo Ponzio. El jugador sabe que es complicado adaptarse por el calor y los horarios poco habituales, pero es consciente de que “hay que aceptarlo y trabajar”. El duelo contra el Espanyol será el próximo domingo a las 16.00 horas en La Romareda.

Mientras el resto de futbolistas se encontraban disfrutando de las piscinas y las pistas de tenis, Edu Oriol se ha entrenado en solitario. El jugador zaragocista ha trotado sobre el césped de la Ciudad Deportiva al margen del resto del grupo durante algunos minutos.

Javier Aguirre ultima los preparativos para el partido frente al conjunto catalán con intención de rescatar la senda de la victoria. Tres puntos importantes en juego para un equipo que continúa adaptándose al esquema del técnico mexicano.