REAL ZARAGOZA

A dos pasos del milagro

El Real Zaragoza se ha reenganchado a una Liga en la que se le daba por descendido en el mes de enero. La salvación sigue pasando por vencer los dos encuentros que restan para el cierre de la temporada y esperar que Rayo, Granada o Villarreal se desfonden. Los vallecanos son la víctima más cercana, aunque cuentan con el golaverage ganado.

Zaragoza.- Siempre ha existido un elemento común a todos los cierres de campeonato, desde la Liga hasta el Calcio, Premier League o Bundesliga, pasando por cualquier recóndito lugar del mundo: la calculadora. Una realidad inseparable a los últimos años del Real Zaragoza, que tiene que mirar muy atrás para recordar un tramo final marcado por la tranquilidad. Al contrario, el desasosiego acompaña a una afición que ha fortalecido su corazón a prueba de bombas. Pero todavía quedan 180 minutos de infarto.

Racing y Getafe ya esperan en el horizonte más cercano, sin apenas tiempo de recuperación tras la ajustada victoria ante Levante. Un conjunto con aspiraciones europeas que claudicó en La Romareda a la alianza entre plantilla y afición, que de nuevo volvió a mostrar la mejor de sus caras. Porque cuando flaquean las fuerzas en las piernas, allí está la hinchada para el último aliento, el que te lleva a conseguir tres puntos que te dejan, aunque sea virtualmente, a tres puntos de la permanencia.

Es virtual porque la víctima más cercana es el Rayo Vallecano, que tiene el golaverage a favor respecto a los aragoneses. Los de Sandoval caían en Mallorca en un resultado espectacular para los intereses maños, ya que visitan la próxima semana Sevilla en un duelo muy complicado. En caso de derrota, se jugarían todo en Vallecas frente al Granada. Los granadinos suman 42 y reciben en Los Cármenes al Real Madrid. Un “2” fijo en la quiniela en situaciones normales, pero los de Mourinho se proclamaban campeones en San Mamés, por lo que desde la capital del Ebro temen excesiva relajación en los blancos.

Para depender de sí mismos, los de Jiménez están obligados a ganar al Racing el sábado, a partir de las 21.00 horas, esperar que el Granada pierda y que el Rayo no logre vencer en el Sánchez Pizjuán. Una combinación que pondría toda la emoción en el Rayo – Granada de la última jornada, en el que se encontraría previsiblemente el equipo descendido. Siempre y cuando, claro, el Real Zaragoza lograra imponerse en Getafe ante un equipo que ya no aspira a nada en la Liga BBVA.

La casualidad ha querido que el Getafe esté entrenado por Luis García, mismo técnico que la pasada campaña vio salvarse a los blanquillos en Levante. Un partido que se recordará siempre por el desembarco de más de 10.000 zaragocistas en un Ciutat de Valencia que recibió como a reyes a los de Aguirre. Un intachable comportamiento que se repitió en La Romareda este miércoles, despidiendo a la afición zaragocista al grito de “sois de Primera”.

El tercero en discordia, no se puede olvidar, es el Villarreal. Suman 41, cuatro más que los aragoneses, y visitan este sábado al Valencia en plena puja por el tercer puesto de Champions League que evitar jugar previa. Además, la última fecha reciben al Atlético de Madrid, que disputará unos días antes la final de la Europa League. Interesante para los de Jiménez sería que fuera el Athletic el campeón de la competición, obligando a los de Simeone a atar un puesto europeo vía Liga, lo que pasaría por ganar al submarino amarillo. Cábalas, cábalas y más cábalas con un denominador común: que el Real Zaragoza venza lo que le queda y se disponga a rugir muy alto para que uno de sus rivales caigan ante el impulso del león.