REAL ZARAGOZA

El partido más completo

El Real Zaragoza sellaba ante el Mirandés un encuentro notable, probablemente el más completo de lo que lleva de temporada. Los maños, con un majestuoso Cani, han entendido los mecanismos de Raúl Agné y han incrementado las dosis de fiabilidad. El técnico recuerda que el objetivo siempre es que la gente se vaya contenta a casa.

Zaragoza.- La felicidad, sin euforia y de manera responsable eso sí, ha vuelto al seno del Real Zaragoza. El conjunto aragonés ha retomado la buena senda, la que inevitablemente le ha empujado de nuevo a los puestos más altos de la clasificación. De hecho, con los siete puntos sumados de los últimos nueve en juego, la escuadra dirigida por Raúl Agné ya es sexta, pisa puestos de playoff, y está a tan sólo un punto de ocupar posición de ascenso directo.

Ante el Mirandés rubricaron los blanquillos el que probablemente sea el partido más completo de lo que llevan de temporada. Un arranque complicado, con un rival bien plantado, hasta que emergió la figura de Cani. El canterano se echó al Real Zaragoza a sus espaldas y rompió por completo el encuentro, marchándose del Estadio Municipal de La Romareda con el respetable en pie y una atronadora ovación.

El técnico del primer equipo es hoy un hombre satisfecho. Agné comentaba a la conclusión del choque que "la confianza se consigue sin excusas", en referencia por ejemplo a la ausencia de Ángel por su reciente paternidad y que dejaba al equipo sin su velocidad arriba". "Es darle a los futbolistas la importancia que se merecen, las plantillas están para algo y se cuenta con todos, también con los chavales del filial", añadía.

Además, el entrenador añadía que el objetivo real es "que la gente venga, se lo pase bien y que al rival se le haga muy grande este campo". Lo consiguieron con un Mirandés que apenas duró 20 minutos ante el empuje local. Palabras tuvo Agné también hacia el doble pivote formado por Zapater y Ros, admitiendo que "son una pareja que junta encaja porque ambos son dinámicos", incidiendo además en que "Ros con el tiempo dará un paso más al frente y Zapater se está ubicando más en su juego de posición".

El mequinenzano dejaba también un mensaje para reflexionar, "el esfuerzo no se negocia", recordando que sus futbolistas "estaban presionando en campo contrario en el último minuto".

La plantilla se ejercita este lunes en la Ciudad Deportiva, preparando ya el encuentro que les medirá el fin de semana al Getafe. Otro partido complicado que exigirá el máximo a un Real Zaragoza que ahora sí cree en sí mismo. Y que, de paso, necesita aprovechar la inercia para estrenar su casillero de triunfos lejos de La Romareda.