REAL ZARAGOZA

Paredes huye de posibles especulaciones

Entrenamiento a puerta cerrada del Real Zaragoza este jueves. El conjunto blanquillo prepara la gran final que se vivirá en el Coliseum Alfonso Pérez. Aunque un empate podría ser suficiente para que los de Manolo Jiménez permanezcan una campaña más en Primera, Paredes ha asegurado que los aragoneses no estarán pendientes de otros campos.

Zaragoza.- Lo más clara posible. Así es como desea la plantilla del Real Zaragoza que sea su permanencia en Primera División. El bloque aragonés prefiere sacar los tres puntos para no estar pendiente de lo que suceda en El Madrigal y Vallecas. Lo ha afirmado Javier Paredes antes de la sesión llevada a cabo por el equipo zaragozano este jueves.

Cada vez resta menos. Los aficionados más afortunados ya disfrutan de sus entradas para viajar a Getafe y animar a un equipo que necesita el apoyo y el cariño de los suyos. Así, Manolo Jiménez ha preparado un entrenamiento a puerta cerrada para trabajar los aspectos tácticos y estrategias de cara al duelo del Coliseum Alfonso Pérez.

Antes de la sesión, Javier Paredes ha asegurado que el equipo no quiere especular. El lateral ha señalado que “vamos a por la victoria porque a lo mejor te vale un empate, pero en el minuto 90 te meten un gol y estás descendido. A partir de ahí, si se dan todos los resultados y vale un empate, habrá que darlo por bueno, pero para estar todos tranquilos lo mejor es ganar y tener un partido relativamente tranquilo”.

Aunque “se nota que estás ante un partido vital, el más importante de toda la temporada”, el futbolista blanquillo ha reconocido que la plantilla intenta “rebajar esa tensión y ese nerviosismo porque no es bueno estar toda la semana pensando única y exclusivamente en el partido, ya que eso luego lo pagas”.

Paredes ha afirmado que si los aragoneses consiguen salvarse será “un éxito y un gran mérito de este equipo” por la remontada llevada a cabo en el tramo final. Sin embargo, la escalada no coge por sorpresa al jugador español. En esta línea, asevera que “estaba convencido de que un buen trabajo podía darnos buenos resultados”. Y así ha sido.

Y es que los blanquillos están “a un paso de conseguir algo impensable”. La hinchada maña es consciente y viajará a Getafe para arropar a los suyos. De este modo, Paredes ha destacado que “sabía la respuesta que iba a tener la afición y no me sorprende”. Aunque ha concluido asegurando que “preferiría jugarme la vida en casa”.