Mateos está contento con su debut y con el empate en Vallecas

El jugador del Real Zaragoza David Mateos realizaba ante el Rayo Vallecano su debut oficial en Primera. El zaguero ha reconocido que al equipo le siguen haciendo demasiadas ocasiones, situación que mejorará con el paso de los entrenamientos. El futbolista está contento por estrenarse en la Liga BBVA y también por el empate en Vallecas.

Zaragoza.- El Real Zaragoza ha regresado a los entrenamientos tras conseguir el primer punto en la presente Liga BBVA. Los futbolistas dieron por bueno el empate en un encuentro donde Roberto Jiménez fue el héroe al detener tres balones claros de gol, incluido un penalti parado a Javi Fuego en el minuto 70 que podía haber significado la segunda derrota en dos intentos. Tras el desgaste en un campo donde el césped se encontraba en condiciones lamentables, los titulares han tenido una suave sesión con algo de carrera y estiramientos.

Sí han pasado a la acción los suplentes, a los que se han unido Joel Valencia, Kevin Lacruz, Jorge Ortí y el guardameta Pablo Alcolea. Gran rendimiento el dado por los cuatro en una mañana donde también ha destacado el defensor Maurizio Lanzaro, que clama entrenamiento tras entrenamiento por un puesto en el centro de la zaga o en el lateral derecho, tras un inicio de temporada más que mejorable de Efraín Juárez.

Uno de los que recordarán para siempre el encuentro en Vallecas será David Mateos, pues significó su debut en Primera División. El madrileño formaba pareja de zaga junto a Paulo da Silva, completando una buena actuación en una versión bastante mejorada de la mostrada en los encuentros de pretemporada en Inglaterra. El jugador de 24 años ha reconocido que tener a Da Silva, Juárez, Roberto o Meira le vino muy bien por su experiencia e internacionalidades. “Tener gente a tu lado de esta talla te ayuda a estar mucho más suelto a la hora de competir, por lo que para ser mi primer partido me sentí muy bien”, ha asegurado.

También ha mostrado satisfacción por el punto obtenido en un choque que se fue complicando con el paso de los minutos. El zaguero ha aseverado que lo que importaba al conjunto “era puntuar después de un partido malo como el del Real Madrid, con un lavado de imagen, aunque no fue lo que todo el mundo esperaba”. Además, ha insistido en que “el empate viene bien porque es un punto de inflexión” y toca seguir mejorando para subir puestos en la clasificación. De momento se abandona el farolillo rojo que se cede al Sporting de Gijón.

Roberto fue el héroe zaragocista en Vallecas

El mal rendimiento dado por el equipo preocupa a un sector de la afición, pero no así a Mateos que lo ha achacado a la falta de acoplamiento de los jugadores. Tampoco se ha olvidado del mal estado del césped de Vallecas ya que, según él, impidió a los de Aguirre practicar la idea que tienen para este año, que es “jugarla lo máximo posible, aunque el equipo estuvo a buen nivel de competitividad”.

En el horizonte asoma el Espanyol que aterrizará en La Romareda para disputar la cuarta jornada el domingo a las 16.00 horas. Uno de los objetivos, evitar tantas ocasiones de gol. “Es una de las cosas que tenemos que mejorar, pero llevamos una semana todos juntos y con el paso de los días las cosas saldrán solas y no nos harán tanto daño como nos hicieron ayer”, ha comentado. Además, ha concluido pidiendo que llegue ya el domingo para poder agradar a la afición, asegurando que con los seguidores a favor y una semana más de entrenamiento, “ganar los tres puntos vendría bien para coger moral”.