Luis García esquiva los sentimentalismos y sólo piensa en ganar

Debut especial el de Luis García en La Romareda al darse a conocer a su nueva afición ante el que fue su equipo durante varios años. El Espanyol visita La Romareda con la obligación de que los aragoneses reaccionen tras dos partidos sin prácticamente ocasiones. Aguirre ha tenido sesión de vídeo con sus jugadores de más de hora y media.

Zaragoza.- Javier Aguirre quiere concienciar a los suyos de que el partido ante el Espanyol no es un encuentro más. Porque el inicio liguero ha sembrado dudas entre la afición, en dos partidos ante Real Madrid y Rayo Vallecano donde los jugadores no han dado una imagen aceptable. Entendible pudo ser el debut ante los de Mourinho, muy superiores en presupuesto, pero no así las escasas ocasiones generadas ante los de Vallecas, un recién ascendido a la Liga BBVA que mereció llevarse los tres puntos.

Por ello, el técnico mexicano ha comenzado este miércoles su ronda de entrenamientos a puerta cerrada. Aguirre se ha encerrado con sus futbolistas en una sesión de vídeo que se ha alargado por encima de la hora y media, momento en el que han saltado al césped de la Ciudad Deportiva para comenzar la sesión con balón. El vestuario es prácticamente nuevo, por lo que hombres como Luis García, con experiencia, adquieren una mayor importancia.

El atacante vive ante el Espanyol un choque especial, porque se trata del conjunto donde militó durante varias temporadas y cosechó sus mayores éxitos individuales y colectivos. Así lo ha reconocido el propio Luis García, a pesar de que ha apuntado que cuando corra la pelota, su pasión por el fútbol “es ganar y el domingo tiene que ser un partido para nosotros”. El asturiano ha explicado que los de Pochettino “juegan bien al fútbol, pero fuera de casa han sufrido bastante”.

Respecto a su posición en el terreno de juego, ante el Rayo Vallecano partió desde la banda para acabar justo por detrás de Postiga. Luis García ha asegurado que es ahí donde más cómodo se siente, pero si Aguirre quiere que juegue en otro lado “no hay problema” y se sacrificará por el grupo “para que el Zaragoza vaya adelante”. El delantero no quiere marcarse una cifra de goles porque cree “en el trabajo diario y sus frutos”, además de insistir en que “lo importante es que el equipo gane”.

El ex del Espanyol ha aseverado que siempre “es especial debutar en casa ante tu nueva afición, es motivante”. Unos seguidores que lo han pasado mal en los últimos años porque los objetivos del equipo han bajado hasta intentar salvarse del descenso. Para Luis García, el público de La Romareda “es exigente porque la historia requiere que sea exigente”.

El jugador de 30 años ha recordado que “el Real Zaragoza ha sido un equipo que siempre ha peleado por puestos europeos y ganado competiciones europeas, por eso es así”. El primer paso para volver al buen camino, el domingo a partir de las 16.00 horas. Por el momento la plantilla volverá este jueves al trabajo, de nuevo, a puerta cerrada.