La selección sub-19 de Ariadna Termis cae en la final de Mundial ante Estados Unidos (66-69)

Ariadna Termis, en el medio con el 14, animando a la selección durante la final ante Estados Unidos. Fotografía: FIBA.
photo_camera Ariadna Termis, en el medio con el 14, animando a la selección durante la final ante Estados Unidos. Fotografía: FIBA.

La selección española sub-19 estuvo a solamente un paso de alzarse con el oro tras caer por 66-69 en la final del Mundial disputada en Madrid ante Estados Unidos, que se alza con su décimo título mundial en esta categoría. La aragonesa Ariadna Termis ayudó al combinado nacional aportando dos puntos en los siete minutos que jugó.

La selección de Bernat Canut, quien fue reconocido a la postre como mejor entrenador del torneo, se quedó con la miel en los labios tras aguantar hasta el último minuto a un combinado tan poderoso en cualquier nivel baloncestístico como Estados Unidos. España buscaba el tan ansiado oro que ya le había sido negado en las finales de 2009 y 2011 perdiendo contra la propia selección norteamericana. El combinado español salió con todo, compitiendo de tú a tú a una poderosísima Estados Unidos, que tardó en despertar. El marcador arrancó 5-0 a favor de España, aunque las norteamericanas pronto se hicieron con el relativo manejo del partido y dejaron el primer cuarto 16-21. De hecho, la igualdad fue tal que ambas selecciones se marcharon al descanso con un 34-34.

En la reanudación, continuó la igualdad, pero en el último cuarto Estados Unidos empezó a poner toda la carne en asador con unas imparables Hannah Hidalgo y Cotie McMahon, que hizo 16 puntos. Los minutos finales del último cuarto fueron de infarto con un 54-59 que nadie conseguía mover. Por si fuera poca la igualdad, el marcador volvió a empatarse en el último minuto del partido (66-66). La propia McMahon anotó de dos y Rice metió un tiro libre que puso en 66-69 el resultado final, que hizo que la selección sub-19 de Estados Unidos se llevara el partido disputado en el WiZink Center y el Mundial.

La selección española sub-19 ha tenido un gran papel durante todo el campeonato y no pudo poner el broche final a este Mundial como habrían soñado. De todas formas, esta plata refleja el gran momento que está viviendo el baloncesto femenino, compitiendo de tú a tú y hasta el último minuto con la selección más potente del globo.