La S.D. Tarazona se medirá al Sestao en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza

Un factor a tener en cuenta es que las obras en el Municipal de Tarazona comenzaron el 29 de septiembre.
photo_camera Un factor a tener en cuenta es que las obras en el Municipal de Tarazona comenzaron el 29 de septiembre.

Cambio de estadio para el duelo del domingo entre la S.D. Tarazona y el Sestao River. En la tarde de este jueves, el propio club vasco ha informado de que el partido de este fin de semana, correspondiente a la décima jornada liguera de Primera RFEF, pasa de jugarse en el Ciudad de Tudela para disputarse en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza. Cabe destacar que el club turiasonense no puede jugar en su campo debido a que continúa en obras para alcanzar los requisitos marcados por la RFEF y así poder acoger sus partidos como local en la categoría de bronce. Lo que no cambia es la fecha ni la hora que seguirá siendo el domingo a partir de las 16.00 horas.

Un factor a tener en cuenta es que las obras en el Municipal de Tarazona comenzaron el 29 de septiembre y en ellas se está acondicionando el campo, cambiando su césped artificial por el natural y ampliando a las localidades, pues la RFEF exige al mínimo una capacidad para 4.000 espectadores. Más allá de esto también se está mejorando la iluminación, factor muy importante a la hora de la visión de jugadores y aficionados, y a la hora de retransmitir los encuentros por televisión. En teoría, se espera que estén terminadas a finales de octubre o principios de noviembre, según explicó el club en el momento del comienzo de las obras del campo.

Pasando al terreno deportivo, lo ideal sería cambiar de estadio y con ello cambiar de racha, porque el conjunto dirigido por Molo está en horas bajas. En los nueve choques disputados, los rojillos han logrado cuatro puntos fruto de los cuatro empates y cinco derrotas que han cosechado en el grupo 1 de Primera RFEF. Su rival, el Sestao River, tampoco está mucho mejor, ocupando la última posición, una menos que el conjunto aragonés que va penúltimo. Cuatro empates y cinco derrotas son los credenciales del cuadro vasco que tampoco está cuajando una buena temporada y podría ser la victima perfecta de la S.D. Tarazona, que necesita ganar cuanto antes para sacar la cabeza fuera del agua que supone la zona de descenso.