REAL ZARAGOZA

La mirada al palco

El triunfo del Real Zaragoza en el Alfonso Pérez certificaba la permanencia de los aragoneses en Primera. Sin embargo, en el día más feliz del zaragocismo tras una temporada complicada, la afición siguió mostrando su descontento con el palco. Agapito Iglesias aguantó desde la grada los constantes cánticos de la hinchada blanquilla.

Zaragoza.- La diana de todas las críticas sigue siendo clara. Una sufrida salvación no fue suficiente para que los seguidores zaragocistas se olvidaran de la mala gestión de Agapito Iglesias al frente del Real Zaragoza. El máximo accionista del club aragonés escuchó los insultos de la grada durante todo el encuentro en Getafe, “Agapitada” incluida en el minuto 32.

Aunque lo verdaderamente importante estaba sobre el césped del Coliseum Alfonso Pérez, las miradas se dirigieron al palco con mucha frecuencia. El empresario soriano observó desde su butaca cómo los 10.000 seguidores maños arremetían contra él, tal y como han hecho a lo largo de la temporada en La Romareda.

Como ha sido habitual esta campaña, Agapito estuvo presente en el palco lejos del feudo zaragozano. Allí, pudo conocer de primera mano una larga retahíla de cánticos para recordarle su mala gestión como presidente. Junto a Francisco Checa, permaneció en la grada hasta el segundo tanto de Postiga.

Tras el gol, visiblemente emocionado, abandonó su sitio antes de que el colegiado señalara el final del partido. Y es que la hinchada blanquilla no perdonará a un Agapito Iglesias que continúa firme, a pesar de las protestas. Ahora, le toca moldear una plantilla que verá cómo gran parte del vestuario actual dirá adiós al club.