El Huesca sigue sin puntuar (2-1)

La Sociedad Deportiva Huesca sigue teniendo pendiente la victoria. Los últimos minutos no han sido suficientes para paliar un encuentro lleno de imprecisiones, dudas en la defensa y falto de creatividad. El tanto de Camacho de penalti en el minuto 87 no ha podido evitar la derrota ante el Guadalajara.

Zaragoza.- No se le dan bien los recién ascendidos a la Sociedad Deportiva Huesca. En el estadio Pedro Escartín de Guadalajara Roberto y Camacho han sido los únicos visitantes que han tenido la oportunidad de cambiar el rumbo de un encuentro muy lastrado por el nivel mostrado durante la primera parte.

Los aragoneses visitaban el campo del recién ascendido en busca de los tres primeros puntos para salir del grupo de cuatro equipos que todavía no han estrenado su casillero. Tras la sonrojante derrota en El Alcoraz ante el Alcorcón la semana pasada, el conjunto de Ángel Royo llegaba al campo del Guadalajara con un equipo muy similar al de días atrás.

Tras el pitido inicial del colegiado López Acera, los locales empezaban a dominar un encuentro que apenas se salía del guión brusco de juego duro y parones que marcaron ambos conjuntos durante los minutos de tanteo. Sólo Helguera y Manu Molina eran capaces de poner en apuros a Saizar justo antes de que en el minuto 17 el Guadalajara se adelantase en el marcador. De nuevo a balón parado, la gran asignatura pendiente oscense, los azulgranas permitían a Aníbal introducir la pelota en las redes de Bernardo.

Sin combinación ni trabajo en equipo, la patada a seguir se convertía en la jugada más ensayada de los visitantes. El partido caía en unos minutos que mantenían al respetable en un continuo letargo hasta que Ernesto volvía a aprovecharse de las dudas en defensa del Huesca para hacer el 2-0 y volver a meter al público en el partido. Justo antes del descanso, Gilván tenía la ocasión más clara para recortar distancias antes de que la defensa local sacase el esférico bajo palos.

La entrada al terreno de juego de Roberto y Toni empujaba a un equipo falto de creatividad, pegada y concentración. El madrileño empezaba a aliarse con Tariq para mejorar la actuación general de la primera mitad e intentar acercarse en el luminoso. Pero los minutos pasaban y el peligro no dejaba de ser sólo peligro.

El gol todavía estaba lejos y más aún los puntos. Los espacios atrás empezaban a aparecer a la vez que el Guadalajara perdonaba la sentencia. Pero la intensidad final ayudaba a un Huesca con prisas. El control del encuentro pasaba a manos aragonesas y con él llegaba, en el minuto 87, el penalti de Antonio Monreno a Roberto, que a la vez conllevaría la expulsión del zaguero. Camacho transformaba la pena máxima y hacía soñar a los de Royo, pero era demasiado tarde y los cuatro minutos de añadido se hicieron cortos.

La Sociedad Deportiva Huesca sigue ocupando los puestos bajos de la clasificación y continua una jornada más con cero puntos en su casillero.