La historia de dos salvaciones entrelazadas

Un cambio en el banquillo, incorporaciones importantes en el mercado invernal, una eliminación dolorosa en la Copa del Rey o un tramo final de temporada descomunal. Con estas pistas, nadie sería capaz de adivinar si los datos corresponden a la campaña del Real Zaragoza o a la de la S.D. Huesca. Sus trayectorias, prácticamente idénticas.

Zaragoza.- Unidos por una rivalidad histórica y completando una salvación para el recuerdo. Sociedad Deportiva Huesca han compartido durante este curso multitud de detalles que han marcado sus respectivas temporadas. Cambios de entrenador, eliminaciones punzantes de la Copa del Rey o un sprint final de ensueño. Los lemas “De aquí no me muevo” y “Sí se puede” cubren El Alcoraz y La Romareda.

Un inicio de ciclo complicado impulsó a la Sociedad Deportiva Huesca al borde del precipicio. Lejos de asustarse por el vértigo de una situación tan delicada, el conjunto aragonés comenzó una escalada para el recuerdo que le ha permitido certificar su presencia durante un curso más en la Liga Adelante, jornadas antes de la conclusión del campeonato.

Fueron necesarios varios cambios para modificar la trayectoria negativa cosechada en las primeras jornadas ligueras. Y es que el equipo azulgrana obtuvo una sola victoria en los primeros catorce partidos para descolgarse desde el inicio.

Pero, al mirar arriba, el club vecino tampoco despegaba en Primera División. Dos triunfos en toda la primera vuelta dejaron al Real Zaragoza colista del campeonato doméstico y obligado a conseguir números “de Champions” para alcanzar la salvación en el segundo tramo.

Además, la cruda situación institucional de la entidad blanquilla, con Agapito Iglesias a los mandos de una gestión peligrosa y sin rumbo, oscurecía más si cabe el panorama. Protestas en los aledaños de La Romareda contra el máximo accionista y desbandadas en la grada aragonesa para expresar un sentimiento unánime de rechazo.

Manolo Jiménez fue capaz de reanimar a un equipo prácticamente hundido
Manolo Jiménez fue capaz de reanimar a un equipo prácticamente hundido

Dura eliminación copera

La primera estocada de zaragozanos y oscenses llegó con una eliminación de la Copa del Rey que parecía dañar de forma directa a ambos bloques. El Huesca escribía su punto final en el torneo del K.O. después de caer ante el Córdoba el 12 de octubre.

Un tanto de Corona en el tiempo añadido del encuentro igualaba el electrónico. Tras una prórroga intensa, el choque se resolvería desde el punto fatídico con ambos equipos jugándose el pase a la siguiente ronda. Y la suerte provocó la caída de los azulgranas. Roberto y Sorribas marraban sus respectivos lanzamientos y la escuadra altoaragonesa era eliminada de la Copa.

Por su parte, unos meses después, el Real Zaragoza sufría uno de los varapalos más duros del curso a manos de un Alcorcón que metió el dedo en la profunda herida de Javier Aguirre. El partido de ida dejaba la eliminatoria abierta tras el 1-1 cosechado en Santo Domingo con gol de Jorge Ortí.

Sin embargo, el dramático desenlace final se posaba sobre el césped de La Romareda para recibir uno de los golpes más duros. El 21 de diciembre el “Alcorconazo” llegaba a la capital del Ebro con los goles de Oriol Riera (minuto 86) y Quini (minuto 89). Así, los de Anquela dejaban al conjunto maño balanceándose sobre un fino hilo de caída libre estrepitosa.

Cambio en los banquillos

El club oscense divisó rápidamente la necesidad de sustituir a Ángel Royo. Los malos resultados obligaron al club azulgrana a hacerse con los servicios de Quique Hernández en el mes de octubre. El técnico valenciano aterrizó en la ciudad oscense con intención de revertir una situación delicada tras las primeras jornadas.

Javier Aguirre abandonaba la Ciudad Deportiva tras una breve despedida
Javier Aguirre abandonaba la Ciudad Deportiva tras una breve despedida

Aunque el entrenador azulgrana no lograba encadenar una línea positiva de resultados, el vestuario levantó el vuelo, poco a poco. Un cambio en los mandos de la nave altoaragonesa que imitó la escuadra blanquilla a finales del mes de diciembre. La eliminación copera y la última plaza de la clasificación precipitaron la salida de Javier Aguirre.

El mexicano se despidió, con los medios de comunicación como testigos, el día 30 de diciembre asegurando que eran “cosas que suceden cuando no se marcha bien en lo deportivo. Es lógico y los entrenadores lo sabemos, lo entendemos y lo aceptamos”. Fugaz adiós para abandonar la Ciudad Deportiva tras la breve estancia en sala de prensa.

Con fuerzas renovadas y un puñado de optimismo, Manolo Jiménez acudió a su presentación en las oficinas del club maño el día 1 de enero. Con rostro serio, el andaluz garantizó “poner al servicio del Zaragoza todo lo que he aprendido y lo que me queda por aprender. Vengo ilusionado y llego a un equipo histórico que quiere salir de la última posición”.

Refuerzos importantes en el mercado invernal

Con intención de comenzar una escalada histórica, ambos bloques se pusieron en marcha para contratar futbolistas durante el mercado de invierno. Así, el Real Zaragoza se hizo con los servicios de Dujmovic, Aranda, Apoño y Pablo Álvarez para reforzar una plantilla débil. Antonio Galdeano se convertía en pieza clave de la remontada blanquilla, liderando a la escuadra de Manolo Jiménez en muchos encuentros.

Apoño ha sido uno de los mejores jugadores del Real Zaragoza desde su llegada
Apoño ha sido uno de los mejores jugadores del Real Zaragoza desde su llegada

En Huesca, el cambio más sonado llegó con la salida de Gilvan Gomes y la llegada de Omar Ramos. El brasileño puso rumbo a Alicante para formar en las filas del Hércules, mientras que el mediapunta tinerfeño se convertía en la nueva promesa de El Alcoraz de cara al segundo tramo de la campaña. Además, Mario Rosas, Jorge Larena o Antonio Núñez trajeron consigo un plus añadido que ha afectado de forma directa a la trayectoria positiva de los oscenses.

Tramo decisivo en el mejor momento

El equipo dirigido por Manolo Jiménez encontraba en el periodo final de la temporada su mejor versión. Los futbolistas blanquillos reaccionaron tras verse contra las cuerdas para completar un sprint descomunal. En su camino, Villarreal, Valencia, Atlético de Madrid, Sporting, Granada, Athletic, Levante, Racing y Getafe sucumbieron en los últimos quince duelos ligueros.

Un total de 27 puntos en victorias que han disparado a la Sociedad Deportiva Huesca en la tabla. De este modo, tanto el “De aquí no me muevo” como el “Sí se puede” han tenido el efecto deseado en las dos plantillas aragonesas.