Fin de semana complicado para los equipos aragoneses en Segunda RFEF

El Deportivo Aragón no pasó del empate a cero. Fotografía: C.D. Calahorra.
photo_camera El Deportivo Aragón no pasó del empate a cero. Fotografía: C.D. Calahorra.

Nuevo año y nueva jornada para los equipos aragoneses de Segunda RFEF. El Brea cayó por un contundente 3-0 ante el Bilbao Athletic. Idéntico al resultado del Utebo, que tampoco logró superar al Logroñés (3-0). Por su parte, el Deportivo Aragón selló un empate a cero ante el Calahorra, y el Barbastro, debido a su encuentro copero del pasado domingo ante el Barça, disputará la decimoséptima jornada ante el Gernika este próximo miércoles a partir de las 19.30 horas.

Por un lado, el Brea no pudo llevarse su complicado choque en casa del líder de la categoría, el Athletic B, y cayó derrotado por 3-0. El duelo empezó muy a favor de los locales, que gracias a Izeta se pusieron, apenas en el minuto 3, por delante en el marcador. El peor inicio posible había ocurrido y, pese a intentar enderezar el encuentro, un segundo gol de Iker Valera en el 21 dejó casi visto para sentencia el encuentro. El Brea intentó dar un último empujón antes de llegar al descanso, pero pese a los buenos intentos de Benedet el marcador no se movió. En la segunda mitad, poco ocurrió. Los aragoneses intentaron remontar pronto el resultado, pero el tan ansiado gol que diera esperanza a los de Parada, pero nunca llegó. De hecho, en los últimos instantes, el filial vasco les endosó otro tanto con el que el partido acabó en 3-0.

Distinto partido el del Deportivo Aragón que logró sumar su primer punto de este 2024 ante el siempre complicado Calahorra. El encuentro arrancó muy de cara para los de Emilio Larraz, que en la primera mitad gozaron de ocasiones con las que podrían haber logrado un tanto, siendo los más peligrosos Mañas en el remate (dando al larguero en uno de ellos), Jay por la banda ayudado por Cuenca y la buena zurda de Pablo Cortés que era una amenaza para el Calahorra permanentemente. No obstante, en los segundo 45 minutos el partido cambió y pasó de ser un correcalles a un choque más enmarañado y con menos claridad. De nuevo, Mañas volvió a tener otra ocasión clara, pero el portero rival y su defensa lograron despejar la jugada. Finalmente, no hubo tiempo para más y ambas escuadras se tuvieron que conformar con el resultado a gafas.

El último duelo aragonés disputado este pasado fin de semana correspondió al Utebo, que sufrió una dura y contundente derrota ante el Logroñés. El encuentro arrancó siendo, de hecho, el propio cuadro local superior al aragonés, haciéndose con la posesión del balón y llevando la batuta de mando ante un Utebo que no lograba robar y salir rápido a la contra. La insistencia riojana fue premiada muy pronto y Jony hizo el primero en el minuto 3. Un jarro de agua fría recorría a un Utebo que necesitaba reaccionar cuanto antes.

Esto nunca se produjo, pues, el equipo local siguió siendo un vendaval por las bandas y en el minuto 30 Sarriegi hizo el segundo tras un saque de esquina. El tercer tanto llegó diez minutos después, obra de nuevo de Jony, que puso sobre el Utebo una gran losa de goles en contra imposible de levantar. Con este resultado, la segunda parte fue un mero trámite para el Logroñés y ninguno de los dos cuadros logró cambiar lo ocurrido en la primera parte. Así, el Utebo volvió a saborear una derrota (no lo hacía desde su choque el 19 de noviembre ante el Deportivo Aragón) y ya piensa en su próximo duelo ante el Arenas de Getxo a domicilio.

EL BARBASTRO JUEGA ESTE MIÉRCOLES

El Barbastro, quien también compite en el grupo 2 de Segunda RFEF, no pudo disputar su encuentro ante el Gernika este fin de semana con motivo del choque copero ante el Barça (2-3). Por ello, los pupilos de Dani Martínez volverán a la competición liguera este miércoles, a partir de las 19.30 horas, en el Municipal de los Deportes de Barbastro. La inyección de moral tras casi lograr las tablas ante el Barça es indescriptible y los aragoneses querrán aprovechar esa buena dinámica, ilusión y sensaciones para vencer en Segunda RFEF y avanzar del noveno puesto actual en adelante.