El Wanapix empata el duelo de altura contra el Antequera (2-2)

El Wanapix empata a dos en su encuentro ante el Antequera
photo_camera El cuadro maño continúa en la segunda posición de la tabla. Foto: Sala 10 Zaragoza

Empate a dos en los últimos instantes de Wanapix Sala 10 Zaragoza en su encuentro contra UMA Antequera. El duelo entre primero y segundo se decidió en los últimos instantes con un cuadro local que terminó empatando el partido en los últimos segundos por medio del portero jugador. Con este resultado, el equipo maño se mantiene en segunda posición a tres puestos de la cabeza.

Comenzó asustando el Wanapix con dos llegadas consecutivas de Mateo y Tomi que no encontraron el premio del gol. Los zaragozanos, que salieron bien posicionados, tuvieron las principales ocasiones, sin embargo, en el ecuador de la primera mitad tuvo que aparecer Iván Bernad para evitar dos llegadas andaluzas. Mateo rompió la igualdad en el marcador y en el juego por medio de un tiro libre indirecto que entró por la escuadra.

Antequera reaccionó al gol y se hizo con las principales ocasiones del partido. En los instantes finales, Antequera apostó por el portero jugador. La primera ocasión la sacó Iván Bernad, pero la segunda la desvió Burrito y el guardameta maño no pudo hacer nada.

Salió más metido tras el descanso el equipo local. La escuadra andaluza tuvo las principales ocasiones y dominó con el esférico, mientras que Wanapix mandó un balón al palo por medio de Tomi. Jorge Palos apostó por el portero jugador con el fin de tener la posesión y, de rebote, le dio créditos. Una pérdida del conjunto maño terminó en un despeje de Rivera que terminó entrando en la meta rival.

Como en la primera mitad, Antequera se hizo con el control de las ocasiones, sin embargo, la defensa ordenada de los locales y las intervenciones de Iván Bernada provocaban que el marcador no se moviera. A falta de cuatro minutos, Antequera volvió a apostar por el portero jugador y otra vez le dio réditos.

Wanapix defendió bien los primeros intentos, pero, a falta de dos minutos, una diagonal al segundo palo acabó en las botas de Miguel Conde que no perdonó. Los dos equipos apostaron por buscar el partido con el juego de cinco en los escasos segundos que quedaban, pero el marcador no se movió y, finalmente, se empató a dos tantos en un choque de altura.