El Barbastro reta al F.C. Barcelona en Copa: "Vamos a plantar cara"

La U.D. Barbastro se mide al Fútbol Club Barcelona, según ha dictaminado el histórico sorteo de Copa del Rey
Foto de grupo del Barbastro
photo_camera El Barbastro ha celebrado por todo lo alto su eliminatoria contra el Barcelona

No es un sueño: la Unión Deportiva Barbastro se va a medir al Fútbol Club Barcelona, según ha dictaminado este martes, 12 de diciembre de 2023, un histórico sorteo de dieciseisavos de final de Copa del Rey. Entre saltos de alegría, gritos y las lágrimas de Dani Martínez, entrenador del equipo que comanda la gesta, la localidad oscense no ha dejado de celebrar. Porque el regalo de Navidad anticipado que les ha deparado el fútbol es enorme: el de medirse a un gigante del fútbol español. “Vamos a plantar cara”, han advertido.

Este día no era uno más. El Ayuntamiento de Barbastro había citado a toda la localidad en el Centro de Congresos. Y poco más tarde de las 11.00 horas ya se veían los primeros aficionados. No había partido, pero sí más nervios que cualquier fin de semana en el Municipal de Deportes. Prueba de ello era que Arnau, el primero en llegar, portero y héroe ante el Almería – y eso que ha renegado de la etiqueta en petit comité – ha acudido cuando todavía quedaba una hora para el inicio. “Un premio” era como lo catalogaba. “Fue un premio la Ponferradina, fue un premio el Almería y venga lo que venga será un premio”, ha señalado.

Del Real Madrid a Osasuna. Poco importaba, según afirmaban. Pasaban los minutos; 12.30 horas en el marcador. La estadística daba por ganador al Barbastro en cualquier caso, porque la visita de un cuadro de Supercopa conllevaría una cita histórica. Quizá los navarros podían parecer menos apetecibles, pero aun así iba a ser satisfactorio. El salón comenzaba a llenarse de escolares, ciudadanos y gente de todo tipo que quería acompañar a sus jugadores.

Por parte de estos, Franky, anotador con grapas en la cabeza ya recuperado; De Mesa y compañía se encontraban ataviados con el chándal del cuadro oscense. El sorteo era legendario y en tierras oscenses esperaban su cita con la historia. Esperaron, sí, porque si estaba fijado a las 13.00 horas, un cuarto de hora después no había rastro de otra cosa que no fuesen resúmenes y comparecencias. Los nervios estaban a flor de piel.

Se acercaba el momento. El Centro de Congresos no escatimó las palmas cuando el Barbastro llegó a la gran pantalla con el resumen de su gesta contra el Almería. Las miradas iban para Franky, y a todo esto, el salón estaba cada vez más lleno. 400 personas hacían desaparecer cualquier atisbo de martes a mediodía. Por fin, la mano inocente sacó la papeleta: U.D. Barbastro. Los nervios, las miradas, el qué va a pasar dieron paso a Kike Barja, jugador de Osasuna que, ya sí, anunció el rival: F.C. Barcelona.

El estallido, la alegría no solo de los futbolistas, sino de todos los reunidos, se palpó en un grito de euforia. Y en ese preciso momento, como iban a medirse a un equipo de primer nivel, jugadores y cuerpo técnico debían sentirse como tal. Las cámaras, los micrófonos se agolpaban en torno a los protagonistas.

DÍA HISTÓRICO

Aquel que se emocionaba, el míster, Dani Martínez, dio al Almería un 99% de posibilidades de pase y, ahora, el Barcelona le ha concedido un nueve periodo. El mensaje, lógico, sigue dando la mínima posibilidad al Barbastro. “¿Pasar? Es impensable, algo prácticamente imposible. Solo podemos pensar en disfrutar todos juntos y que sea una fiesta del fútbol”, ha afirmado. Disfrutar del Barcelona “es un premio al trabajo” por dos rondas. “Es el mejor regalo de Reyes que podemos tener. Es un equipo de nivel mundial, con jugadores de talla mundial. El trabajo de estos jugadores se ve recompensado”, ha insistido.

Franky tiene claro que su ilusión es máxima en un día histórico “para el equipo, para la ciudad y para la gente”. “Es un partido que lo sueñas desde pequeño”, ha reconocido el futbolista. Por cierto, Lewandowski es el elegido para intercambiar la camiseta. Precisamente otro que tiene en mente al delantero polaco es el meta Arnau. “Es una ilusión para todos enfrentarte al Barcelona y vamos a plantar cara. Esto es algo que todo el mundo sueña, y cuando eres portero, te planteas toda tu carrera salvar un partido así. Si llega la situación, intentaré resolverla y dar una alegría a la gente de Barbastro”, ha imaginado el meta.

Al Barcelona le toca visitar Barbastro en el entorno del 6 de enero, el día de los Reyes Magos. Está claro qué es lo que van a pedir para ese día. Tumbar al Fútbol Club Barcelona y pasar así a la historia del fútbol español sería un regalo muy difícil de olvidar.