Doce caras nuevas para evitar la agonía

El Real Zaragoza se encuentra inmerso en una nueva temporada en la que cuenta con doce incorporaciones en su plantilla. El objetivo es llevar a la afición a un estado de tranquilidad que les aleje de pelear por la permanencia hasta el último minuto. Barrera, Luis García o Micael encabezan la lista de hombres que deben destacar.

Zaragoza.- Más de tres meses han pasado desde que el Real Zaragoza, acompañado de 11.000 fieles, aterrizara en Valencia dispuesto a abordar la Primera División. Sangre, sudor y lágrimas durante una temporada en la que el sufrimiento fue el santo y seña de un equipo débil al que Javier Aguirre le puso una coraza hasta convertirlo en invulnerable emocionalmente. Leo Franco, Diogo, Da Silva, Jarosik, Paredes, Ponzio, Lafita, Ander, Gabi, Boutahar y Uche. Los nombres de los once titulares que saltaron al Ciutat de Valencia para vencer por 1-2. A día de hoy, sólo cuatro parten con la vitola de titulares.

Porque el mercado de fichajes ha estado marcado por el nomadismo. Futbolistas que acababan contrato como Diogo, Jorge López, Jarosik o Boutahar. Otros cuya venta ha sido necesaria para cuadrar cuentas como Gabi Fernández, Ikechukwu Uche o Ander Herrera. Y otros que tuvieron que abandonar a última hora por no contar para Aguirre, como es el caso del querido por la afición Toni Doblas, camino de Xerez, y de Víctor Laguardia que jugará un año en Las Palmas. Por el contrario, hasta once incorporaciones se han sumado a la plantilla aragonesa, que cambia de cara casi por completo cada año.

Ante tal desbandada, Agapito Iglesias se ha visto obligado a reforzar la plantilla desde los cimientos. En portería, el regreso de Roberto Jiménez no ha podido tener mejor aceptación dentro de los terrenos de juego. Porque el guardameta suma grandes actuaciones ante el Real Madrid o, sobre todo, ante el Rayo Vallecano. Su incorporación fue una de las más sonadas ya que destapó la colaboración de Agapito Iglesias con fondos de inversión. La operación del guardameta se cifró en 8,6 millones de euros, levantando críticas de todos los puntos de España. El madrileño suma así su segunda etapa en el Real Zaragoza, donde ha firmado por cinco años. Le acompañará en la meta Leo Franco y Pablo Alcolea que hará las veces de tercer portero.

La presentación de Juárez acercó a muchos aficionados a La Romareda

En defensa, grandes novedades. La pareja de centrales formada por Matteo Contini y Jiri Jarosik ya no pertenece al Real Zaragoza. Tampoco Carlos Diogo que se entrena en solitario libre de equipo o Ivan Obradovic, que se ha quedado sin ficha tras estar cubierto el cupo de extracomunitarios. De esta manera, Efraín Juárez llegó cedido del Celtic de Glasgow para cubrir el lateral derecho, aunque Aguirre acostumbraba a utilizarlo como mediocentro o interior. En el otro costado cuenta con Abraham Minero, jugador procedente del filial del Barça que aterriza a orillas del Ebro con la carta de libertad. El entrenador también lo ha empleado como mediocentro.

En el puesto de central, dos caras nuevas. Una la de Fernando Meira, veterano luso procedente del Zenit de San Petersburgo. Aportará altura y experiencia, aunque de momento demuestre una falta importante de velocidad, sobre todo en la posición de mediocentro en la que lo está utilizando Aguirre. El segundo es David Mateos, que permanece en calidad de cedido por el Real Madrid con opción de compra. Tras empezar como titular indiscutible en pretemporada, una cláusula le impidió jugar contra su ex equipo, pero ha recuperado el sitio junto a Paulo da Silva en el centro de la zaga.

Sin recambio para Gabi

Zuculini y Meira luchan por un puesto en el centro del campo

En el centro del campo, Javier Aguirre perdió a Gabi Fernández por culpa del Atlético de Madrid y tres millones de euros. Durante el periodo veraniego sonaron nombres como Cigarini o Jonathan dos Santos, pero el sustituto ha sido Franco Zuculini. Tras dos etapas poco afortunadas en el Genoa y Hoffenheim, el argentino emprende su tercera aventura europea con la esperanza de relanzar su carrera y confirmar todo lo bueno que se decía de él. Comenzó formando pareja con Leo Ponzio, pero tras la goleada ante el Real Madrid ha servido como “cabeza de turco” para Aguirre que no le ha concedido minutos ante Rayo y Espanyol.

El que tiene que aportar fútbol, dando un salto de calidad, es Rúben Micael. Otro portugués que llegaba de la mano de Jorge Mendes en una rocambolesca operación de traspaso al Atlético de Madrid y posterior cesión al conjunto maño. Sus cualidades le convierten en lo más parecido a un organizador que tiene el equipo, aunque suela jugar en posiciones más avanzadas. Él mismo ha confesado en rueda de prensa que está “acostumbrado a hacer seis, siete, ocho goles por temporada”, por lo que espera mantener sus cifras en La Romareda.

Micael llega dispuesto a ser el organizador que necesita el equipo

Explosividad en las bandas

Los extremos del equipo deben ser los principales referentes. Empezando por Pablo Barrera. El mexicano ha protagonizado uno de los culebrones del verano. Junto a Efraín Juárez, el interés del Real Zaragoza se destapó el 25 de mayo, aunque la cesión del West Ham no se confirmó hasta los últimos días del mercado en agosto. “Dinamita”, como así se conoce en su país, es la definición de explosividad en persona, maneja bien el uno contra uno y tiene un estilo de fútbol de los que gusta en La Romareda. En un escalón inferior, aunque con características similares, está Juan Carlos, que ocuparía la banda zurda. El “Galgo de Boadilla” no ha dejado de mostrar desde su llegada su ilusión “por demostrar” lo que puede dar “en Primera División”.

Barrera es uno de los fichajes más ilusionantes del Real Zaragoza

El propio Barrera reconocía en su presentación lo largo que se le había hecho el periodo de espera, pero ahora está “en una forma muy buena” como él mismo ha asegurado en repetidas ocasiones ante los medios de comunicación. El tercero en discordia es Edu Oriol, que completaba el pack de jugadores libres junto a Abraham Minero, procedente también del filial del F.C. Barcelona. Por el momento no ha tenido suerte, ya que una lesión le ha impedido entrar en la terna de futbolistas que luchan por la titularidad.

En manos de la delantera

Un año más, el Real Zaragoza no cuenta con un delantero centro goleador como sí tuvo en anteriores épocas con Savo Milosevic, David Villa o Diego Milito. Hasta el último día hubo que esperar para que Agapito Iglesias conformara la parcela ofensiva del equipo. Los elegidos fueron, tras la negativa de hombres como Hugo Almeida, Luis García y Hélder Postiga. El primero pronto se ha hecho con un hueco en el corazón de la afición, tras ser el autor de los dos goles que daban la primera victoria de la temporada ante el Espanyol.

Luis García y Postiga tienen la responsabilidad máxima del gol

El segundo tiene la vitola de delantero centro titular de una Selección potente como Portugal, pero sus cifras goleadoras se alejan de lo que comúnmente se suele denominar como nueve de referencia. Entre Postiga y Braulio tienen la obligación de llevar el peso anotador de un equipo en el que volverá a ser importante la efectividad de los hombres de segunda línea. Aunque Postiga prefirió en la presentación prometer "esfuerzo y trabajo" y no cargarse con toda la responsabilidad de romper las redes.

Doce fichajes que, como aseguraba David Mateos, necesitan "conjuntarse tras llevar poco tiempo entrenando en grupo". Se suman las incorporaciones a hombres como Paredes, Lanzaro, Da Silva, Lafita o Ponzio, además de la ayuda de los filiales Joel Valencia, Kevin Lacruz o Jorge Ortí. El objetivo, evitar la agonía que ha acompañado a un equipo que no conoce la zona tranquila de la tabla desde hace demasiados años. El camino ha comenzado y promete tener curvas.