REAL ZARAGOZA

Dilema en la portería

Un año más, el Real Zaragoza se encuentra con quebraderos de cabeza en portería. El portero titular esta temporada, Roberto Jiménez, no tiene garantizada su continuidad por su buen cartel nacional y en Europa. Leo Franco termina contrato, pero Jiménez piensa en renovarle. Además, Doblas vuelve tras cesión y Alcolea espera oportunidad.

Zaragoza.- La planificación de la plantilla del Real Zaragoza se mantiene a la espera de las noticias sobre el dueño de su banquillo. Sólo la firma separa a Manolo Jiménez de ser entrenador del conjunto aragonés la próxima temporada, que dará comienzo el fin de semana del 18 y 19 de agosto. Sin embargo, el andaluz ya ha tanteado sus primeros futbolistas y conoce perfectamente con quién quiere contar y con quién no de sus hombres en la 2011/2012.

Uno de los mayores dilemas se encuentra, un año más, en la portería. Repitiendo situación con el año pasado, Roberto Jiménez, Leo Franco y Toni Doblas ocupan tres posiciones cuando sólo dos seguirán el año que viene. Contando además con Pablo Alcolea, que volverá a hacer las veces de tercer guardameta alternando con la titularidad en el equipo filial, que carece todavía de entrenador tras la marcha de Juan Eduardo Esnáider.

Roberto Jiménez ha adquirido un cartel notable tanto en España como fuera de las fronteras de la península. El Málaga fue el primer equipo con el que se le relacionó, pero su futuro podría estar en las islas británicas. Varias escuadras esperan cualquier movimiento que pueda desencadenar el baile. El meta es propiedad de Agapito Iglesias y el fondo de inversión que le trajo al Real Zaragoza por una cifra pública de 8,6 millones de euros. Su continuidad, por tanto, es complicada.

En el caso de Leo Franco, ha adquirido el rol de portero suplente durante toda la campaña, asumiendo que su papel es completamente diferente al de otros años. A la sombra de Roberto Jiménez, ha servido como apoyo por su veteranía. Pero el argentino finaliza contrato esta temporada y su salida, que se daba por segura, podría frenarse dependiendo de lo que acabe ocurriendo con el arquero madrileño. Eso sí, su prolongación vendría seguida de una bajada considerable de salario.

A la disciplina se suma Toni Doblas, cedido el último día del mercado de fichajes al Xerez. Titular en Chapín, ha declarado que volverá a Zaragoza con la incertidumbre de no saber lo que ocurrirá. El andaluz tiene contrato en vigor, ya que antes de firmar su marcha al club de la Liga Adelante prolongó dos años más su vinculación.