REAL ZARAGOZA

Diez puntos perdidos tras ponerse por delante

Hasta en cuatro ocasiones se ha adelantado esta temporada el Real Zaragoza como visitante y ha visto cómo la victoria ha terminado evaporándose. El último de ellos en Mallorca, sumándose a Lugo, Soria y Sevilla. Agné tiene por delante trabajo para acabar con esta fuga de puntos, hasta un total de diez, que impide dar el salto en la tabla clasificatoria.

Zaragoza.- Lo que le ocurrió al Real Zaragoza en Mallorca no es ni mucho menos nuevo para los blanquillos esta temporada. No es ninguna historia nueva que genere sorpresa, sino más bien todo lo contrario. Por cuarta vez, todas ellas lejos del Estadio Municipal de La Romareda, el equipo logró ponerse por delante en el electrónico. Hasta ahí lo positivo. Porque lo negativo reside en que todavía no se conoce el triunfo más allá de tierras aragonesas, suponiendo una losa de diez puntos menos.

Ante el cuadro bermellón, la escuadra dirigida por Raúl Agné terminó perdiendo dos después de adelantarse por partida doble en el marcador. Primero con el gol del año, obra de Juan Muñoz desde más allá del centro del campo, y en el minuto 70 por medio de José Enrique. Tanto Culio como Lekic fueron capaces de neutralizar la ventaja y agrandar aún más la herida blanquilla.

Pero todo comenzó en Lugo. También por partida doble se adelantaron los maños, 0-1 y 1-3, para ver cómo los lucenses terminaban rescatando un punto en el Anxo Carro, sellando el definitivo 3-3. Al menos en los dos encuentros citados el Real Zaragoza logró puntuar, algo que no sucedió ni en Soria ante el Numancia ni en el Sánchez Pizjuán frente al Sevilla Atlético.

En tierras sorianas era Juan Muñoz el que adelantaba al equipo por entonces dirigido por Luis Milla, pero un gol al filo del descanso del conjunto numantino y otro ya en la segunda mitad firmaron el 2-1. Situación similar a la vivida ante el filial sevillista, con el mismo protagonista como goleador zaragocista e idéntico resultado para comenzar con mal pie las Fiestas del Pilar.

El ahora entrenador del Real Zaragoza, Raúl Agné, ha reconocido tanto después del choque ante el Almería como el del Mallorca que el equipo tiene que aprender a cerrar los encuentros para evitar sufrimiento o bien, como frente a los bermellones, la pérdida de puntos. Hasta diez se ha dejado por camino la escuadra blanquilla. Lo que supondría, en fútbol ficción, ser segundo con 27, siete más que el tercer clasificado.