S.D. HUESCA

Derrota en un partido loco (4-2)

La Sociedad Deportiva Huesca ha caído derrotada por 4-2 en un partido en el que se adelantó por medio de Roberto, pero acabó claudicando a su debilidad defensiva. El Villarreal B mostró una gran efectividad que fue demasiado para los de Quique Hernández, que no ven peligrar su puesto en la categoría de plata a pesar de perder.

Zaragoza.- Derrota de la Sociedad Deportiva Huesca por 4-2 en un partido en el que ambos equipos demostraron no jugarse demasiado, atacando a tumba abierta sin preocuparse excesivamente en sus defensas. El Villarreal B demostró un mayor acierto arriba, lo que le dio el triunfo. No obstante, los oscenses siguen manteniendo un colchón enorme respecto al descenso.

Quique Hernández saltaba con Luis García en portería; Llamas y Camacho en los laterales flanqueando a Helguera y Corona; zona ancha para Lluis Sastre, David Vázquez, Jorge, Mario Rosas y Núñez; quedando la punta de ataque para Roberto. Y muy pronto se pondría el partido de cara. Precisamente el madrileño enganchaba un precioso cabezazo a centro del ex del Liverpool para poner el 0-1. Jarro de agua fría para un equipo local que ha sido descendido automáticamente a Segunda División “B” tras el descenso del primer equipo el pasado domingo.

No se rindieron no obstante y siguieron atacando, teniendo la oportunidad de empatar por medio de Gerard Bordás cuyo disparo se marchaba desviado por poco. El equipo castellonense aumentó drásticamente la posesión, con el Huesca incapaz de robárselo por la mayor calidad en la medular de los locales. Y el empate llegó poco después, en el minuto 15, aunque lo hizo tras un servicio a balón parado que Kiko remataba poderosamente a las mallas de Luis García, poniendo el 1-1.

El filial del Villarreal continuó apretando, creando gran peligro por las bandas donde Llamas y Camacho se veían desbordados. Una dinámica que continuó hasta el descanso, con el mismo electrónico en el luminoso. Los oscenses se habían encontrado con un tempranero tanto que no supieron administrar, encontrando los locales su merecida igualada.

Segunda parte

Si en la primera parte la desconcentración era local, ahora le tocaba el turno a los visitantes. En el minuto 46, jugada embarullada que no pueden despejar del todo Luis García y Helguera, situación aprovechada por Pere para poner el 2-1 en el electrónico. Reaccionaron entonces los de Hernández y cuatro más tarde era Roberto el que tenía el empate en su cabeza, tras un gran centro de Camacho. Mariño sacaba con una gran estirada.

En plenos minutos locos, el Villarreal B hacía el tercero de nuevo a balón parado, por medio de Truyols. Lejos de rendirse, en el 58 llegaba el 3-2 por medio de Núñez, aunque el esférico entrara llorando en las mallas. El estadio disfrutaba de un vendaval ofensivo, agradeciéndolo con aplausos. El técnico del cuadro oscense metía más madera, con Jokin y Tariq por Mario Rosas y Jorge, en los mejores minutos de fútbol.

Ambos equipos se volcaban en las áreas rivales, convirtiendo a Mariño y Luis García en los grandes protagonistas. Pero el meta no pudo salvar la sentencia en el 90, tras un penalti de Sastre que aprovechaba Triguero para hacer el 4-2. Una derrota definitiva minimizada por un nuevo fiasco del Alcoyano, que mantiene el descenso once puntos por debajo.