S.D. HUESCA

Los deberes de la permanencia

La Sociedad Deportiva Huesca daba el pasado sábado un nuevo paso de gigante hacia la permanencia. Los aragoneses lograban imponerse a la U.D. Las Palmas para situarse nueve puntos por encima del descenso. Aunque la reacción azulgrana se hizo esperar, el conjunto oscense está cerca de firmar una temporada más en Segunda División.

Zaragoza.- En una campaña complicada e irregular, la Sociedad Deportiva Huesca ha conseguido acariciar la salvación en la recta final del campeonato doméstico. La victoria cosechada el pasado sábado en Las Palmas permitía a los de Quique Hernández dejar casi sentenciada la permanencia.

Un nuevo triunfo esta jornada en El Alcoraz ante el Xerez podría ser definitivo. Además, el conjunto aragonés se medirá al Recreativo de Huelva de nuevo en el feudo oscense antes de visitar al Villarreal B. Después, el Cartagena llegará a Huesca con intención de apurar sus opciones de salvación y los azulgranas irán a Riazor para verse las caras con un Deportivo de Primera.

El punto final a la temporada tendrá lugar en El Alcoraz con el Hércules como invitado especial. Un calendario que invita al optimismo, ya que la mayor parte de los equipos que se enfrentarán a los de Quique Hernández llegarán con el objetivo cumplido (como el caso del Deportivo) o sin opciones de conseguirlo.

La reacción del cuadro altoaragonés se hizo esperar, pero ha sido efectiva. Tras un mal primer tramo de curso que dejó al equipo en la última posición de la tabla clasificatoria y a Ángel Royo fuera del banquillo oscense, la S.D. Huesca comenzó una escalada tan sorprendente como necesaria.

Mucho tuvo que ver la resurrección de sus dos goleadores. Camacho asumió la responsabilidad atacante en un inicio de campaña en el que Tariq y Roberto estuvieron demasiado desaparecidos. Una falta de acierto de cara a portería que mermó en exceso a los oscenses. Ahora, el bloque azulgrana se encuentra en una situación idónea para salvar la categoría.