PRIMERA RFEF

En el CD Teruel nadie se rinde

El equipo de Raúl Jardiel se sitúa a dos puntos de la salvación a falta de cinco jornadas por disputar 
El CD Teruel consiguió el triunfo en Pinillo. Foto. CD Teruel.
photo_camera El CD Teruel consiguió el triunfo en Pinillo. Foto. CD Teruel.

Que el Teruel va en serio a por la permanencia es un hecho que los aragoneses ya demostraron cuando todos le daban por muerto. El conjunto de Raúl Jardiel parecía sentenciado hace varios meses. En enero era colista y no conocía todavía el triunfo en la categoría. Pero entonces sacaron la garra, el corazón y la fe de poder lograr un milagro. Ahora, tres meses más tarde, la permanencia se encuentra a tan sólo dos puntos. Con cinco batallas por delante, en el seno turolenses nadie baja los brazos.

Este sábado 20 de abril, el Club Deportivo Teruel tenía un compromiso vital en Pinilla frente a un rival directo, el Sestao River. Tras la derrota de la jornada anterior ante el Deportivo de La Coruña, los turolenses estaban obligados a ganar si no quieren quedarse estancados en el farolillo rojo.

No iba a ser una contienda fácil, pues el Sestao River llegaba en un gran momento del curso. Llevaban tres victorias consecutivas (cinco en los últimos siete encuentros), con las que había logrado salir del descenso.

Sin embargo, ante su gente, el Teruel no falló y venció 1-0, gracias a un perfecto remate de cabeza de Víctor Sanchis en el 31’ en un partido en el que hubo fútbol y donde los visitantes tuvieron más ocasiones. Así pues, tras el sufrido triunfo, se coloca con 35 puntos en la clasificación, a dos de la permanencia, la cual marca precisamente el Sestao River.

EL FUENLABRADA, PRÓXIMA FINAL

Los pupilos de Jardiel no dependen de si mismos para alcanzar la permanencia, pero en esta línea continúan creyendo y tienen motivos para hacerlo. El próximo compromiso será el Fuenlabrada, también rival directo que lleva cinco derrotas consecutivas y se ha metido en tremendos problemas, sólo a un punto de los puestos de abajo. Así pues, vencer sería dar un golpe encima de la mesa, ya que los aragoneses empatarían a puntos con los madrileños.